La realidad en México, una historia de terror

Lo ocurrido en el límite de Sonora y Chihuahua simplemente rebasa cualquier obra de ficción

Adriana Sarur / La encerrona / El Heraldo de México
Adriana Sarur / La encerrona / El Heraldo de México

La situación que vive el país comúnmente es comparada con cuentos de terror aplicables a Stephen King o al mismo Edgar Allan Poe; de igual manera, a películas de este mismo género dirigidas por Alfred Hitchcock, sin embargo, esta comparación daría a la realidad mexicana suspenso y arte, cuando más bien lo que vive México, desde hace más de 10 años, tendría su parangón en la saga de Robert Rodríguez, donde mariachis se enfrentan con maleantes tipo narco, dejando a su paso imágenes grotescas de sangre, cientos de casquillos de balas, crímenes, muerte y desolación con la ausencia o complacencia del gobierno.

Lo ocurrido en La Mora, en el límite de Sonora y Chihuahua, simplemente rebasa cualquier obra de ficción, por burda que ésta sea, e incluso supera a la violenta realidad de nuestro país a manos del crimen organizado, pues han emboscado a una familia y asesinado de la manera más cruel a tres mujeres y seis niños de la familia LeBarón, miembros de una amplia comunidad mormona en la zona fronteriza del país. Aunado a este trágico hecho, lo que incrementa los sentimientos de tristeza, impotencia, rabia, etc., es que no es un acto aislado, lo precedió hace unos días en Culiacán, antes en Michoacán, CDMX, Veracruz, Guerrero… tal como ha venido sucediendo hace más de una década en todo el territorio nacional.

Es imposible volver a cuestionar la estrategia de seguridad que tiene el gobierno del presidente López Obrador, que si bien fue votado para atajar este problema mayúsculo con los cárteles de manera distinta –y como se mencionó en este espacio–, el plan largoplacista de abrazos, no balazos e intentar moralizar a los delincuentes no es suficiente para minimizar la violencia en todo México, la realidad alcanzó al Presidente.

Los dichos de AMLO con respecto a cómo lidiar con la inseguridad, ahora también son tomados con ironía en EU, como lo hizo el senador John Cotton, puesto que la familia LeBarón tiene ambas nacionalidades, lo que permite que el gobierno del país vecino pueda opinar y hasta sugerir alguna ayuda, como Trump se lo hizo saber a López Obrador mediante un tuit: Si México necesita o requiere ayuda, EU está listo, dispuesto y capacitado para involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva. ¡A veces necesitas un Ejército para derrotar a un Ejército!. ¿Cooperación o como una amenaza?

En este sentido, AMLO deberá actuar rápido y de manera coordinada con su gabinete de seguridad, Ejército, Guardia Nacional y, ahora también con Marcelo Ebrard, a quien le corresponderá calmar las ansias de los republicanos, que aprovecharán esta tragedia para desviar la atención del latente impeachment a Trump con una intervención beligerante en México y así iniciar una nueva guerra contra el narco.

De tal manera que, si no se cambia de rumbo en la estrategia, en este momento, los actores (de ambas naciones y bandos), la trama y el escenario están puestos para otro episodio espeluznante en la realidad de la sociedad mexicana. AMLO tendrá que entregar resultados a la brevedad para evitar que esto ocurra.

POR ADRIANA SARUR

[email protected] 

@ASARUR

eadp

¿Te gustó este contenido?