La preocupación en EU por China en Latinoamérica

La preocupación estadounidense por la creciente presencia china en el continente corre paralela a la indiferencia del presidente Donald Trump hacia una región que analistas estadounidenses consideran de vital importancia estratégica

La preocupación en EU por China en Latinoamérica

 

Los Estados Unidos afirman que hay un verdadero reto a la democracia y al hacerlo hablan del desafío geopolítico representado por China y sus inversiones en América Latina.

Competidores y adversarios de los Estados Unidos intentan involucrarse en el Hemisferio Occidental… sabemos que China soborna e invierte injustamente, y digo injustamente porque sus inversiones son de una sola vía, afirmó el senador republicano Marco Rubio, presidente del Subcomité de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental.

La queja de Rubio ya no es nueva. La preocupación estadounidense por la creciente presencia china en el continente corre paralela a la indiferencia del presidente Donald Trump hacia una región que analistas estadounidenses consideran de vital importancia estratégica y un real valor económico para su país.

De hecho, en la Cumbre de las Américas de abril pasado en Lima el propio vicepresidente Mike Pence hizo referencia a la actividad china en la región, pero tuvo poco que ofrecer a sus interlocutores, en lo político y lo económico.

A cambio, el gobierno chino ha hecho aperturas y sugerido que la región podría ser incluida en la iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Seda, el enorme proyecto geopolítico de infraestructura financiado por China y que abarca más de 50 países de Asia, Europa y África.

El presidente Xi Jinping fue el primer mandatario extranjero en confirmar su asistencia a la reunión de Cooperación Económica de Asia y el Pacífico (APEC) que tendrá lugar en Santiago de Chile en noviembre de 2019. Se presenta además como abanderado del libre comercio.

Peor aún, con el estilo personal del presidente Donald Trump y su alejamiento de aliados y los postulados de libre comercio que su país propagó por décadas, la alternativa ofrecida por China no parece fuera de lugar.

De hecho, el propio Rubio destacó que los esfuerzos chinos por entrar a la región buscan llenar lo que algunos consideran como el vacío geopolítico dejado por los Estados Unidos.

Lo único que escuchamos a menudo de nuestros aliados en la región es que se sienten descuidados e ignorados. Sienten que no les prestamos suficiente atención, señaló Rubio.

Algo que sería (nivel) uno en otra parte del mundo, sería un cinco o un 10 porque (Latinoamérica) está muy cerca de nosotros y nos impacta profundamente, agregó.

En 2017, el comercio chino con América Latina llegó a 266 mil millones de dólares estadounidenses, una cifra considerada como un récord histórico y más de 20 veces lo que fuera apenas 20 años antes y ahora es el principal socio comercial de varios países de la región, como Brasil, Chile y Perú.

Hay además una creciente inversión china en Latinoamérica y algunos de los proyectos en que están involucrados, especialmente en instalaciones portuarias, son particularmente preocupantes para los estrategas estadounidenses.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRuy Febén y Carlota Rangel / Señales de humo / El Heraldo de México

Lo que se quemó