La PGR desafía al poder judicial

Volvió a impedir al juez especializado en cateos, Darío Alejandro Villa, la inspección en First National Security

La PGR desafía al poder judicial

No ha sido cualquier violación constitucional la que ha cometido la SEIDO en Quintana Roo al profanar mil 500 cajas de seguridad de una bóveda en un centro comercial de Cancún sin consentimiento de un juez y Alberto Elías Beltrán no ha salido a enfrentar el escándalo ni porque legisladores del PRI, que lo defendieron cuando cesó a Santiago Nieto de la Fiscalía Electoral, pidieron que dé la cara y frene la violación a los derechos de casi mil familias.

Con un batallón de soldados armados la PGR volvió a impedir ayer al séptimo juez federal especializado en cateos Dario Alejandro Villa, la inspección en First National Security, una empresa legalmente establecida en Cancún desde hace 25 años dedicada a la renta de cajas de seguridad vulneradas el pasado 6 de octubre.

Se trata de uno de los operativos, después de la escandalosa captura de Florence Cassez, más desaseados de la justicia nacional y que forma parte de la investigación tras la captura de Doña Lety, líder de un cartel del narcotráfico con operaciones en el sureste mexicano. Ni los dueños del First ni los ocho diputados federales encabezados por José Luis Toledo, Patricia Sánchez y Sara Latiffe se oponen a las investigaciones, pero la SEIDO ha ejecutado de forma chueca todas sus operaciones documentadas por el juez Villa.

Es probable que Doña Lety escondiera armas, droga, tarjetas bancarias y otros bienes, pero familias honradas y trabajadoras también pagaban el alquiler de cajas fuertes para guardar joyas, dinero en efectivo, centenarios, documentos y otros bienes que ahora  en manos de la PGR. Se sabe que los objetos han sido trasladados a la ciudad de México. Estamos hablando de una de las peores barbaridades de la SEIDO, a cargo de Israel Lira Salas, por la arbitrariedad y atropello con que ha actuado.

Nadie conoce aún qué se sustrajo de cada una de las mil 500 cajas. Más de 800 familias ganaron amparos para que la PGR lo informe al juez que inicialmente concedió una orden de cateo al inmueble antes de las ocho de la noche, pero éste se llevó de madrugada y aunque no tenía autorización de abrir las cajas éstas fueron violadas. El juez Villa dio, en su momento, un plazo para que se le informara el resultado del allanamiento, pero no lo obtuvo en tiempo.

Ahora el juez ha vuelto a intervenir al otorgar una orden a un actuario para entrar al negocio mercantil y conocer el estado de cada una de las cajas de seguridad, pero la SEIDO incurrió en desacato por segundo día consecutivo. La PGR del encargado Elías Beltrán tiene todo para ser derrotado en tribunales por las familias afectadas y desafortunadamente para ser derrotado por la propia Doña Lety, que aunque sea culpable las pruebas en su contra, seguramente, podrán desvanecerse como en el caso  de Cassez por las violaciones al debido proceso. Urge un procurador general de la  República ratificado por el Senado.

¿Te gustó este contenido?