La paciencia del CCE

A Moody’s le preocupa la falta de ejecución clara en las políticas macroeconómicas que tiene el gobierno

Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México
Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

Las virtudes de Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, son muchas, entre otras, la visión que tiene para expandir negocios a gran escala y, muy destacadamente hoy, la interlocución que ha establecido con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que en él confía para aliarse con el sector empresarial.

Salazar fue muy cuidadoso al señalar hace unos días que sin decir agua va, el gobierno canceló la posibilidad de que las empresas privadas inviertan en el sector energético. Ello, a pesar de que el mismo día el CCE firmó un convenio con AMLO para darle la bienvenida a la inversión. Si uno quisiera ser ligero en la interpretación se podría decir que hubo una confusión contradictoria; pero si se quisiera analizar bajo la óptica de la sospecha, se podría hablar de una traición.

El presidente AMLO matizó ayer el episodio: hay un problema de información, que vamos a aclarar porque no hay ningún problema con Carlos ni con el sector empresarial; es decir, ni contradicción ni traición, sino todo lo contrario.

Pero de esas arenas movedizas debe surgir un edificio llamado México y, con cimientos confusos el edificio languidecerá. Por eso las agencias calificadoras no se tragan ni una ni otra versión, y desde su independencia han apuntado: lo que nos ha preocupado (…) ha sido la falta de articulación y la falta de ejecución clara en las políticas macroeconómicas que tiene el gobierno: Moody’s.

Esta falta de articulación puede tener dos orígenes: (1) AMLO tiene prioridades contradictorias e ignora cómo resolverlo (ejemplo: bajar el gasto en medicamentos, pero garantizar el abasto en todos los hospitales); o (2) La motivación ideológica del presidente late en el fondo hacia la izquierda anticapitalista y no ha logrado deshacerse del sector privado, por eso envía señales confusas. Lo primero se inscribe en una curva de aprendizaje que ya se está alargando. Lo segundo parece improbable, pero ya ha empezado a preocupar a más de alguno, por lo que significaría…

Y entretanto todos los ciudadanos vamos conociendo la otra gran virtud de Carlos Salazar: la paciencia.

IMEF ADVIERTE

Ayer el IMEF de Fernando López Macari señaló que es imperativo generar confianza para lograr crecimiento económico. Y ahí la paciencia es más corta: consideramos que sería deseable que nuestro presidente mande un mensaje unificado tanto desde el Ejecutivo, como desde la bancada de su partido en el Legislativo, comprometiéndose a brindar certidumbre en cuanto al marco legal, y que dicho mensaje sea de unidad, no de polarización.

PEPE TOÑO OPTIMISTA

El exsecretario de Hacienda José Antonio González Anaya se reunió con un selecto grupo de empresarios muy relevantes. Ahí habría dicho que el país tiene todo, incluso en las condiciones actuales, para despegar.

POR CARLOS MOTA

[email protected]

WHATSAPP 56-1164-9060

¿Te gustó este contenido?