La otra batalla de Puebla

Revela la confrontación de los grupos Yeidckol-Martí Batres, que apoyan a Barbosa, con el de Ricardo Monreal

Carlos Zúñiga / Acceso libre / El Heraldo de México
Carlos Zúñiga / Acceso libre / El Heraldo de México

No se trata de la que recientemente adjudicó al 5 de febrero un oficio de la Secretaría de Cultura. No. Es la batalla por el poder que se ha desatado en el Movimiento de Regeneración Nacional por la candidatura a las elecciones a gobernador que se celebrarán el domingo 2 de junio.

Resuelta la fecha y conociendo que el Instituto Nacional Electoral se encargará de la organización de los comicios, comenzaron otra vez los movimientos en los partidos políticos. Pero como ha ocurrido en otros procesos, no deja de sorprender que en Morena persistan los intenos de autoboicotearse.

Cuando pareciera que no habría mayor problema en que Luis Miguel Barbosa repitiera como candidato, varios senadores y legisladores locales y federales enviaron una carta a Yeidckol Polevnsky para solicitar que el senador Alejandro Armenta Mier sea el abanderado.

Esta petición revela la confrontación de los grupos Yeidckol-Martí Batres, que apoyan a Barbosa, con el de Ricardo Monreal. Pelea que también ha partido en dos la fracción morenista en el congreso local de Puebla, donde 7 diputados dejaron de apoyar a Barbosa y Armenta aprovechó esta división para catapultar su figura.

El actual senador está muy identificado entre la clase política poblana con Mario Marín, el tristemente célebre góber precioso, quien no deja de influir en las decisiones, ahora aprovechado el vacío que dejó la muerte de Rafael Moreno Valle. Ante esta condición, el PAN está completamente desdibujado y sus posibilidades de gobernar se extinguieron al mismo tiempo que caía el helicóptero de la gobernadora Martha Erika Alonso.

Miguel Barbosa tiene a su favor ser parte del grupo original que comenzó a desafiar al morenovallismo, además del apoyo y la operación que ofreció en momentos clave a Andrés Manuel López Obrador. Esto lo mantiene en una buena posición de los afectos del Presidente.

Pero dentro del gabinete federal también se encuentra un personaje que puede dar su punto de vista y al que AMLO escucha: Manuel Bartlett. El actual director de la Comisión Federal de Electricidad, exgobernador poblano, conoce el terreno y en medio de una disputa como la que vemos, puede dar una opinión que incline la balanza hacia uno u otro de los interesados. De lo que estamos seguros es que, pase lo que pase en las disputas internas de Morena, la decisión final será la que tome Andrés Manuel López Obrador. No hay dónde perderle. Morena tiene con qué agenciarse la gubernatura de Puebla.

CONTRASEÑA: A El Bronco se le está yendo de las manos el estado de Nuevo León (si es que alguna vez lo tuvo). Los hechos de violencia de las últimas semanas son consecuencia de una falta de coordinación del equipo de seguridad. Desde que Jaime Rodríguez regresó al estado tras la fallida campaña presidencial, su gabinete se desmoronó. Cada quien actúa como quiere. El vacío de liderazgo es evidente, lo cual es aprovechado por la delincuencia organizada.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRuy Febén y Carlota Rangel / Señales de humo / El Heraldo de México

Lo que se quemó