La noche del 30 de noviembre

Hasta el momento ni el gobierno entrante ni el saliente han confirmado si habrá traspaso oficial de poderes

Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

Con gran meticulosidad el presidente Enrique Peña Nieto y miembros del gabinete están contando los días para el final de la administración. Faltan diecisiete días, dieciséis, quince… se escucha esta semana.

Hay servidores públicos rebasados atendiendo llamadas de cierre final. La mayoría experimenta dos sensaciones: satisfacción por el ciclo completado; y asombro por el estilo, formas, ignorancia e ideología de los personajes del nuevo gobierno.

Un momento de interés ocurrirá la noche del viernes 30 de noviembre.

Hasta el momento ni el gobierno entrante ni el saliente han confirmado si habrá traspaso oficial de poderes entre las 23:55 horas y las 00:00 horas del primero de diciembre, como ocurrió entre Vicente Fox y Felipe Calderón; y entre este último y Enrique Peña. Cuando sucedía eso, los presidentes entrantes tomaban control oficial de las fuerzas de seguridad y de las finanzas públicas. No es cosa menor.

Como se sabe, varios jefes de estado, gobierno y dignatarios acudirán a la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador (AMLO). La inmensa mayoría, si no es que todos, arribarán la tarde del viernes 30, y se hospedarán en los hoteles de la zona de Polanco donde suelen pernoctar los mandatarios en visitas de Estado. Usualmente, en ceremonias de traspaso de poder, el Presidente saliente ofrece una cena a los mandatarios la noche anterior al juramento, mientras que el gobierno entrante organiza para ellos el ágape para celebrar el nuevo mandato, al mediodía siguiente.

De acuerdo con personas enteradas del tema, lo que es prácticamente un hecho es que el presidente Peña no ofrecerá la cena acostumbrada la noche del 30, rompiendo la tradición, y dejando vía libre a Andrés Manuel López Obrador para apropiarse de sus visitantes. Enrique Peña Nieto tiene la salida perfecta para no organizar dicho evento: su regreso de Buenos Aires, Argentina, de la Cumbre del G-20, ocurrirá esa misma tarde.

Otro tema en duda parece también haberse resuelto: la seguridad de los mandatarios. Si bien AMLO ha pedido reducir al mínimo la visibilidad de los cuerpos que lo cuidarán, era el Estado Mayor Presidencial (EMP) quien solía también ocuparse de los visitantes distinguidos.

Lo que se sabe es que los miembros activos de esa corporación mantendrán la misma función en cuanto a mandatarios extranjeros se refiere, aunque ahora bajo la afiliación del Ejército. Este cambio de etiqueta ha generado ya confianza entre las comitivas extranjeras que sabían de la desaparición del EMP.

GRUMA Y STARBUCKS

Empezó el ataque contra las empresas grandes que crean miles de empleos. Lo de moda este fin de año es el ataque artero de la Asociación de Consumidores Orgánicos contra Gruma y Starbucks.

En el caso de la tortilla, la Asociación buscará crear una especie de ejército de ciudadanos que grabe vídeos y viralice el odio hacia Maseca. Grave.

 

[email protected]

@SOYCARLOSMOTA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno, malo y feo

Bueno, malo y feo