La mujer, pilar de la economía

Las emprendedoras no sólo ayudan a mejorar la economía de su hogar, sino que generan empleos

Luis David Fernández Araya / Economista / El Heraldo de México
Luis David Fernández Araya / Economista / El Heraldo de México

Cada vez más mujeres entran al mundo empresarial en actividades enfocadas al sector de servicios, comercio y profesional. De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las micro, pequeñas y medianas empresas del INEGI-2015, tres de cada 10 empresas pertenecen a mujeres, lo que nos lleva a subrayar la aportación que hacen las emprendedoras a la economía.

Las mujeres empresarias, sobre todo aquellas que se dedican a la micro y mediana empresa, se han convertido en un factor importante en la actividad económica para la generación de empleos e ingresos, ante el desolador escenario de desempleo y la falta de la distribución equitativa de la riqueza en México y América Latina.

Las mujeres emprendedoras, no sólo ayudan a mejorar la economía de su hogar, sino que generan empleos y mejoran la calidad de vida de sus familias, siempre y cuando cuenten con los apoyos suficientes. Por esta razón, es momento que la iniciativa privada, organizaciones de la sociedad civil e instituciones académicas participen y construyan un espacio de apoyo para las mujeres emprendedoras, con el fin de que ellas formen su propio negocio y tengan capacitación para tener éxito en sus proyectos.

En esa tarea estamos concentrados. Construyamos, juntos, una red de mujeres emprendedoras. Nos corresponde como sociedad impulsar la creación de negocios como una oportunidad, fomentar la educación empresarial y, sobre todo, que tengan apoyos para trabajar sus proyectos. En 2017, ONU Mujeres hizo un llamado para apoyar el empoderamiento económico de las mujeres en América Latina y el Caribe para proteger los avances alcanzados y cumplir con sus derechos.

Reconoce la participación laboral de las mujeres, pero también acepta que persiste la inequidad debido al trabajo doméstico y a los cuidados a su familia que no son remunerados. La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE/2018), señala que las mujeres empleadoras también se concentran más en las micro y pequeñas empresas: cuatro de cada 10 establecimientos manufactureros, comerciales o de servicios tienen al frente a una mujer.

El Monitor Global de Emprendimiento (GEM/2012) destaca que la participación de mujeres se acerca cada vez más a la de los hombres -lo cual varia de acuerdo con los países dependiendo la cultura y las condiciones sociales-, incluso en algunos países de América Latina, como Ecuador y Panamá, hay mayor participación de las emprendedoras.

La mayoría de las mujeres en América Latina trabajan por necesidad, indica GEM/2012, pero lo que es un hecho aquí y a nivel mundial, es que no cuentan con el apoyo suficiente o no es fácil para ellas empezar una empresa. Esta situación debe hacernos reflexionar sobre la necesidad de apoyar a las mujeres emprendedoras, pues su aportación a la economía, a la reducción de la pobreza y a la generación de empleos es invaluable. Por esta razón, tenemos que impulsar acciones para la creación de negocios.

LEONEL LUNA ESTRADA

ANALISTA POLÍTICO

@LEONEL_LUNA

¿Te gustó este contenido?