La mentira del multitasking

Existen más de seis millones de páginas dedicadas a este arte, pero ser multitasker no es posible, ya que no se pueden hacer dos cosas a la vez

La mentira del multitasking

La palabra multitasking se ha vuelto muy popular, especialmente en la última década, en donde el ser una persona multitasker es considerado como un gran mérito. Esta palabra se refiere a aquella habilidad de poder realizar múltiples tareas de forma rápida y eficaz al mismo tiempo. Se inventó en los 60 para referirse a computadoras, no a personas.

Pareciera que el ambiente laboral de hoy exige que sus empleados sean capaces de hacer varias cosas a la vez para ser más productivos. En la vida personal aspiramos también a cumplir con muchas tareas a la vez y casi lo logramos gracias a la tecnología.

Existen más de seis millones de páginas en internet dedicadas al arte del multitasking. Pero, según expertos, ser multitasker no es posible. Simplemente NO puedes hacer dos cosas al mismo tiempo, no efectivamente. Nuestro cerebro no puede enfocarse en varias actividades al mismo tiempo. Lo que en realidad hacemos es cambiar de canales de atención, mientras platicamos y leemos mensajes; trabajamos y revisamos redes sociales, vemos televisión, mientras leemos. Lo único que estamos haciendo es alternando nuestra atención y haciendo cada vez más tardado el trabajo, porque nos retrasamos en recuperar el hilo.

El darles tu atención a dos temas es dividirla; para tener toda tu atención debe ser sin interrupción a una sola idea en la corteza peri frontal.

El problema con tratar de hacer tantas cosas a la vez es que, sin duda, algo queda olvidado o desatendido y es ahí donde surge el gran margen de error, donde suceden los accidentes y en donde las empresas pierden mucho dinero. Y antes de que lo pienses: las mujeres y los hombres somos igual de malos en el multitasking, aunque mucho se ha dicho que las mujeres somos mejores, no hay estudios científicos que así lo demuestren.

Así que la próxima vez que pienses que tus habilidades como multitasker son un plus en tu currículo, te animo a que cuestiones qué estás dejando desatendido, sin terminar o a medio hacer.

Sin duda, el problema viene muchas veces de arriba, del alto mando en donde piden que una sola persona haga muchas tareas a la vez, sin saber que es mejor enfocarse en menos y ser más efectivo, pero otras veces somos nosotros mismos quienes queremos hacerlo todo.

Existen datos que confirman que los multitaskers cometen más errores, son más lentos, menos eficientes, así como también son menos felices y sufren de más estrés. Hay un estudio que demuestra cómo hay media multitaskers, aquellos que mientras hacen sus tareas tienen la necesidad de revisar varias redes sociales. Dicho estudio revela como son adictos al proceso, liberando dopamina cada vez que lo hacen.

No importa cuál sea tu trabajo, el que sea merece toda tu atención y respeto. Lo mismo es para tus relaciones. Estar sin tu atención a full es igual a no estar.

 

Por BRENDA JAET
@BRENDAJAETK

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRuy Febén y Carlota Rangel / Señales de humo / El Heraldo de México

Lo que se quemó