La maestra de kínder

Seis de cada 10 alumnos de cuarto no son lectores competentes

La maestra de kínder

La maestra de kínder es una película de la directora de cine Sara Colangelo que relata la obsesión de Lisa, una profesora de Staten Island, por un niño a quien ella cree un prodigio inadvertido de la poesía.

Lisa, interpretada por la actriz Maggie Gyllenhaal, es una maestra que ha dado clases a niños de kínder durante 20 años y sueña con ser una poeta, pero sus deseos se apagan como un cerillo al viento en las intensidades de un mundo digital que lo invade casi todo a su paso, asfixiando el tiempo y la existencia de las palabras y el pensamiento en la sociedades contemporáneas.

¿A quién le importa la poesía?, se pregunta Lisa, madre de dos adolescentes que enclaustrados en el mundo digital y una intensa vida de exigencias académicas conceden poco tiempo a la introspección, a la reflexión y al pensamiento.

La película, ganadora del Sundance Film Festival 2018, aborda, tal vez sin proponérselo, uno de los debates científicos más importantes de la actualidad: a los niños no se les enseña a leer de una manera que se alinee con lo que los científicos han descubierto sobre cómo las personas aprenden.

La historia ¿Por qué aún estamos enseñando a leer en forma errónea?, de Emily Handford, en la revista de The New York Times (octubre de 2018), lo describe como un problema que se ha ocultado a simple vista durante décadas. De acuerdo con la Evaluación Nacional del Progreso Educativo, más de seis de cada 10 estudiantes de cuarto grado no son lectores competentes. Ha sido así desde que comenzaron las pruebas. Un tercio de los niños no pueden leer a un nivel básico.

¿Cómo sabemos que una gran parte del problema es cómo se enseña a los niños? Los investigadores de lectura –dice Emily Handford– han realizado estudios en aulas y clínicas y han demostrado una y otra vez que prácticamente todos los niños pueden aprender a leer, si se les enseña a partir de enfoques que utilizan lo que los científicos han descubierto sobre cómo el cerebro hace el trabajo de lectura. Pero muchos maestros no conocen esta ciencia.

¿Qué han descubierto los científicos? Primero que todo, mientras que aprender a hablar es un proceso natural que ocurre cuando los niños están rodeados de lenguaje hablado, aprender a leer no lo es. Para convertirse en lectores los niños necesitan aprender cómo las palabras que saben cómo decir se conectan para imprimir en la página. Necesitan una instrucción fonética explícita y sistemática. Hay cientos de estudios que respaldan esto.

En La maestra de kínder, el pequeño Jimmy sabe utilizar palabras inusuales que a su corta edad aprendió de los libros que su abuelo le lee por las noches, lo cual lleva a preguntarnos si realmente estamos enseñando a nuestros niños, en la escuela y en casa, el significado, la importancia y el valor de las palabras.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo