La llegada de Disney Plus

Los contenidos originales de Disney sugieren un gran atractivo para el consumidor

Gonzalo Rojon / Telecom en perspectiva / Heraldo de México
Gonzalo Rojon / Telecom en perspectiva / Heraldo de México

Cuando hablamos de consumo de contenidos audiovisuales es innegable el cada vez más importante papel que juegan las nuevas tecnologías. Hoy en día, de acuerdo con la Endutih del Inegi, 78.1 por ciento de los internautas mexicanos obtienen alguna proporción de sus contenidos por medio de internet.

En este sentido, las plataformas Over-The-Top (OTT) de paga se han configurado en actores importantes del ecosistema los cuales compiten y representan una competencia para las plataformas tradicionales.

Si bien es posible encontrar una cantidad importante de plataformas OTT propiedad de diferentes grupos, Netflix ha logrado consolidarse durante los últimos años como un actor dominante en el segmento.

En México, por ejemplo, esta empresa concentra 80 por ciento de las suscripciones, de acuerdo con The Competitive Intelligence Unit. Sin embargo, este escenario pronto podría cambiar y acomodar a un nuevo y fuerte competidor.

Ese nuevo jugador es nada más y nada menos que Disney. La empresa, que recientemente ha destacado en medios por adquirir a Fox y a importantes franquicias del entretenimiento, anunció la semana pasada el lanzamiento de su propia plataforma OTT de paga, Disney+.

La llegada de este gigante al mercado OTT será un fenómeno atractivo de observar, por lo que será importante poner atención a las modificaciones en la dinámica competitiva de los servicios de video bajo demanda que traerá consigo su llegada.

Lo anterior cobra sentido al tomar en consideración que el precio con el que entrará Disney Plus al mercado americano será de 6.99 dólares al mes, precio que incluye la transmisión de video en 4K. Mientras que una suscripción al servicio 4K de Netflix alcanza 15.99 dólares mensuales en ese mercado.

Al mismo tiempo, la oferta de contenidos es muy agresiva. A pesar de que Netflix seguirá con una ventaja importante en cuanto a extensión de su biblioteca, los contenidos originales de Disney sugieren un gran atractivo para el consumidor. Entre ellos, la inclusión de las 30 temporadas de Los Simpson, películas insignia de Pixar, Marvel, la saga de Star Wars, National Geographic y, por supuesto, los clásicos de Disney.

Tal ha sido la relevancia de la oferta presentada por Disney que, si bien estará disponible en Estados Unidos hasta el 12 de Noviembre de este año, ya causó revuelo en el mundo financiero.

Muestra de ello es que, el día de la revelación de la nueva plataforma, las acciones de Disney cerraron en un nivel 11.5 por ciento mayor al registrado a la apertura de la jornada y las de Netflix cayeron 4.5 por ciento.

Es necesario recordar que las características propias del negocio, fuertemente influenciado por licenciamiento de contenidos y compatibilidad de dispositivos, hacen difícil que la entrada de Disney signifique una repentina pérdida de suscripciones de Netflix, sin embargo, la nueva oferta traerá interesantes repercusiones en un segmento cada vez más relevante para los consumidores.

 

Por GONZALO ROJÓN

@GROJONG

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónWilbert Torre / Serendipia / Heraldo de México

En seguridad, tarde y atrás