La lista negra de abusadores

Los precios dados a conocer por la Sener están muy lejos de los 16 pesos por litro que vende Pemex a los distribuidores

Luis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México

Bara, lo que se dice bara, no está la gasolina que expenden las estaciones de servicio de Petróleos Mexicanos. Según la Secretaría de Energía, de una muestra de 20 gasolineras, las de Pemex se encuentran prácticamente a la mitad de la tabla en cuestión de precios.

Haciendo cuentas, si se compara el precio más alto con el más bajo, el consumidor se ahorrará casi 90 pesotes por llenar un tanque de 60 litros de magna y 75 pesos si es de Premium. Pero ese ahorro se le podría esfumar buscando el establecimiento de precio más bajo, pues en el trayecto podría consumir 1-2-3 litros, según la distancia y el tráfico.

Lo que sí es verdad, es que los precios dados a conocer por la susodicha dependencia están lejos, muy lejos de los 16 pesos por litro que vende Pemex a los distribuidores, según el presidente Andrés Manuel López Obrador. Aunque también es cierto que en ningún establecimiento el consumidor encontrará la gasolina a dicho precio, pues si así fuera nadie tendría márgenes de ganancia. Aunado a ello, la secretaría de Hacienda estableció que el precio objetivo, incluyendo el ajuste por inflación para 2019 de la Magna es de 19.50 pesos por litro y el de la Premium 21.04 pesos. Claro que, según la lista negra proporcionada ayer, muchos establecimientos ya rebasaron ese objetivo.

Vamos a ver qué responden los dueños de las gasolinerías a este balconeo del gobierno Federal. Por otro lado, el Presidente reiteró a los distribuidores el fin de semana: O le bajan a su voracidad, o les ponemos gasolinerías del gobierno en donde la vamos a dar más barata; en una de esas la regalan.

AGENDA PREVIA: Oootra ocurrencia. Ahora resulta que el gobierno de la 4T está pensando seriamente en desaparecer al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) al que van a parar, como su nombre lo dice, bienes que lo mismo confisca el gobierno federal por narcotráfico, que por decomisos de las aduanas en todo el país, extinciones de dominio, expropiaciones, etcétera. Pasará de ser el instituto Hood Robin -donde los únicos que aprovechaban las subastas de bienes, inmuebles y otras cositas que realiza el SAE eran los ricardos- a una institución de beneficencia pública llamada Robin Hood o Chucho el Roto, según anunció el presidente López Obrador. A ese instituto podrían ir a parar las gasolineras que expropie si sus dueños siguen abusando de los precios.

Felices y contentos se pusieron los policías de a pie, de patrulla y de moto reunidos en el Palacio del Ayuntamiento, después de que la jefa Claudia Sheinbaum les dijo: Aquí ya no se reciben cuotas. El secretario de Seguridad Ciudadana no recibe cuotas; así que cualquiera que diga que eso va a los altos mandos, es falso. De modo pues, que los agentes de tránsito y la tropa que durante décadas han aplicado la clásica mordida ya no tendrán que mocharse con los altos mandos, ni comprarles centenarios. Ahora todo el billete será para ellos.

@LUISSOTOAGENDA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas