La liga, ya no da para más

La liga ya no da para más. De no hacerse algo ahora, una crisis en el Metro podría estallarle a la siguiente administración

Un ejemplo de cómo se estira la liga del presupuesto, es el Sistema de Transporte Colectivo Metro. Aunque fluye un importante recurso para este transporte de pasajeros, no es suficiente ante el tremendo desgaste que significa transportar diariamente a más de 5 millones de personas. Literalmente se hacen milagros con el dinero que llega al Metro. Un poco de números. Según datos de Jorge Gaviño director del sistema, el Metro necesita 20 mil millones de pesos al año para operar al 100 por ciento con mantenimiento de estaciones y trenes.

Pero no olvidemos que ese dinero también debe cubrir el pago a proveedores, sueldos, salarios y pensiones de los trabajadores de confianza y sindicalizados. Debe usted recordar que, en la administración de Marcelo Ebrard, Mario Delgado, entonces secretario de finanzas, se le ocurrió la brillante idea de no comprar trenes sino rentarlos a la empresa española CAF, quien además tiene en exclusiva el mantenimiento del material de rodamiento.

Mal negocio. El Metro habrá pagado en 17 años, más de 30 mil millones de pesos por trenes que jamás serán propiedad del sistema. Sume las inversiones pendientes para corregir los tramos subterráneos de la línea Dorada; errores de diseño que aceleran el desgaste de los furgones.

Actualmente, se destinan al Metro 16 mil millones de pesos anuales, más 2 mil millones adicionales como resultado del incremento de 3 a 5 pesos el pasaje. Nadie lo duda, el aumento al boleto del Metro es insuficiente, aun cuando esta medida significó un gran desgaste a la imagen de la administración de Miguel Ángel Mancera. Otro dato que preocupa. Según Jorge Gaviño, el Metro necesita de manera inmediata una inyección de al menos 30 mil millones de pesos para atender el rezago en mantenimiento.

¿Por qué necesita tanto dinero el Metro? Debido al nivel de desgaste y obsolescencia de sus sistemas ¿De dónde va a salir semejante presupuesto? Ni con el precio real de cada boleto, cerca de 15 pesos por pasaje, se lograría esa cantidad de recursos. La liga ya no da para más. De no hacerse algo ahora, una crisis en el Metro podría estallarle a la siguiente administración. El Metro necesita recursos federales, así fue pensado desde su nacimiento, en septiembre de 1969, cuando la Ciudad de México era un Departamento y su gobierno una regencia. Ahora con su independencia, los gobiernos de la Ciudad, si continúan con el subsidio al precio de cada boleto, deberán enfrentar la realidad.

 

Corazón que sí siente

Otro ataque terrorista ocurre en Europa. En Barcelona, España un vehículo arrolla a cientos de personas. El saldo: 13 muertos, 90 heridos, algunos de ellos de gravedad. Ya lo hemos planteado en este espacio: ¿Qué hacemos en México para prevenir un acto de esta naturaleza? Hasta el momento, nada claro.

 

Columna anterior: El transporte ilegal

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo