La Guardia Nacional, la Guardia de todos

La necesidad y relevancia de la Guardia Nacional es una forma de dar respuesta a la ciudadanía

Jesús Valencia  /  Colaborador / El Heraldo de México
Jesús Valencia / Colaborador / El Heraldo de México

El Presidente de la República se comprometió durante su campaña electoral, a hacerse cargo del dolor, el miedo y el desamparo que encontró a lo largo de todo el país. El crimen es un problema de seguridad pública, de impunidad, de negligencia, de corrupción, de falta de esquemas de vigilancia y prevención. Se requiere de acciones de largo alcance, de acuerdos sólidos y sostenidos entre las autoridades de todos los ámbitos.

La Guardia Nacional estará conformada por policía militar, naval y federal, en una sinergia que deberá estar respaldada en criterios de comunicación armónica, proporcionalidad y coordinación institucional, en un contexto que entienda que interesa la pacificación de México, pero debe de concurrir con el cumplimiento calificado de estándares necesarios de operatividad; distinguiendo el uso de la tecnología al servicio de la persecución del crimen y la profesionalización.

La competencia de la Guardia Nacional serán los delitos del fuero federal, lo que implica que parte de la preparación de este nuevo cuerpo al servicio de la persecución del crimen, debe incluir la preparación en derechos fundamentales, las recomendaciones de la CNDH y comisiones estatales. Los integrantes de la GN que cometan delitos, serán puestos a disposición ante autoridades de carácter civil. Así mismo, deberán ser capacitados conforme a ciertos instrumentos como es el Protocolo de Primer Respondiente, entre otros, en el manejo del lugar de la intervención y procesamiento de las evidencias.

La necesidad y relevancia de la Guardia Nacional en México es una forma de dar una respuesta inmediata a la ciudadanía en materia de seguridad, atendiendo la realidad delictiva del país, actuando ante las cifras de delitos de alto impacto, acudiendo de forma integrada a las ventajas operativas de los diversos valores, ideologías y filosofía de formación de los cuerpos integradores de este nuevo cuerpo denominado Guardia Nacional. De ninguna manera se está suplantando ni reemplazando a cuerpos de seguridad pública estatales. Se debe entender a la figura de la Guardia Nacional como un ente o cuerpo auxiliar técnico y operativo en la función punitiva del Estado fundamentado en el uso racional de la fuerza, el respeto de los derechos fundamentales con soporte en criterios de racionalidad, necesidad y proporcionalidad, así mismo, en un esquema de rendición de cuentas.

En las entidades federativas, la Guardia Nacional realizará sus funciones por toda la República en un entramado de vinculación con los entes que participan en las mesas de seguridad de las coordinaciones estatales y regionales para la Construcción de la Paz. Ya se cuenta con la figura del secretario técnico, quien participa y colabora con la Secretaría de la Defensa Nacional, PF, Marina y el Centro Nacional de Investigación en la creación, implementación y seguimiento de lineamientos de persecución del delito.

Experiencias similares en otros países como Colombia, el impacto ha sido favorable. Existe un cuerpo unificado de policías a nivel nacional con división de funciones y un cuerpo castrense que trabajan en coordinación contra el crimen y división por áreas de investigación teniendo personal especializado para categoría delictiva.

Se necesita de esta transformación estructural para proteger a los mexicanos. No se vale jugar con la seguridad de la ciudadanía por intereses partidarios

 

@VALENCIA_GUZMAN

¿Te gustó este contenido?