La gran virtud del Consejo Asesor de AMLO

Ojalá que el presidente electo escuche con regularidad a los empresarios que aceptó tener como asesores

Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

Hay muchas virtudes en el grupo de empresarios que convocó Andrés Manuel López Obrador como Consejo Asesor: se trata de empresarios con una capacidad de acción más integral que muchos otros. ¿A qué me refiero? A que, a diferencia de otros empresarios que también son importantes, los del Consejo han actuado y saben desenvolverse en la esfera pública mucho mejor que varios de sus colegas. Me explico.

No es lo mismo enfocarse en fabricar pañuelos faciales y con el dinero ganado patrocinar intelectuales que se la pasan exhibiendo todo lo malo que hace el gobierno, que tener una empresa y constituirse en un personaje empresarial con acción social, movilidad política constructiva, y por supuesto generación de resultados financieros sólidos. Nada de malo hay en fabricar pañuelos faciales y hacerse millonario; simplemente parece que el presidente electo ha decidido tener interlocutores empresariales que se mueven en un espectro infinitamente más amplio.

Ha sido muy comentado que tres de los consejeros de AMLO tienen televisoras: TV Azteca, Televisa e Imagen.

En mi opinión, esa característica es un atributo que les ha dado la experiencia que ningún otro tipo de empresario puede tener. La televisión abierta es un buen negocio, sí; pero además obliga y responsabiliza a sus dueños. ¿Qué significa eso? Que lo que los mexicanos vemos en la pantalla chica —desde un debate político, hasta una telenovela o un partido de fútbol— siempre ha sido cautelosamente curado para la prevalencia de nuestra nación. En ese sentido, la televisión nos ha dado identidad y cohesión social, nos ha informado y ha preservado nuestros valores, algo que ninguna otra industria ha sido capaz de hacer. Por eso AMLO valora tanto la opinión de estos tres empresarios.

Ojalá el presidente electo escuche con regularidad a los empresarios que aceptó tener como asesores. Los seleccionados dominan tres ámbitos: la esfera de lo público/político; la esfera de lo social; y la esfera de los resultados financieros.

En esa misma tríada de ámbitos es que el nuevo gobierno deberá ser exitoso. De nada serviría, por ejemplo, si AMLO logra mantener gran cohesión social durante su sexenio, pero desfonda económicamente al país. Por eso este Consejo es un acierto y el país brillará más si se instrumentan las decisiones que emerjan de él.

NAHLE Y EL CCE

Muy fuerte el comunicado del viernes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) llamando a Andrés Manuel López Obrador y a su gabinete a respetar la autonomía de los órganos reguladores de energía.

No obstante, hay quien advierte que la (supuesta) presión de Rocío Nahle para forzar la renuncia de Juan Carlos Zepeda de la CNH simple y sencillamente no debió haber encontrado eco.

En pocas palabras: dicha presión es y será normal. Zepeda no debió renunciar. Los órganos reguladores están para soportar presiones. Para eso son.

[email protected]

@SOYCARLOSMOTA

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas