La fragmentación política de México

Elementos fundamentales de la fragmentación del voto serán los partidos emergentes y los candidatos ‘independientes’, que determinarían el triunfo en 2018


De acuerdo al Dr. Willibald Sonnleitner, Profesor Investigador del Centro de Estudios Sociológicos de El Colegio de México, la fragmentación política es un fantasma que recorre el país y explica los resultados de las elecciones recientes.

Es producto del desencanto ciudadano por los tres partidos mayoritarios -PRI, PAN, PRD- y el surgimiento de partidos emergentes y candidatos sin partido que complican la legitimidad de los gobiernos. Así, alerta el Dr. Sonnleitner, de mantenerse el nivel actual de fragmentación, el próximo Presidente de México podría ser elegido con menos de una quinta parte del voto válido en 2018.

Vayamos a los números gruesos hasta 2015. Nada ni nadie parece detener la caída libre del PRI en las preferencias electorales. En 1961, logró el 91% de los votos válidos. En 2015, apenas obtuvo el 30.4%. Y el desplome sigue.

El PAN logró su cúspide en 2000, cuando Vicente Fox ganó la Presidencia con 42.5% de los votos. Hoy, sigue perdiendo electores a pesar –o como consecuencia– de haber gobernado el país durante dos sexenios. El PRD tuvo su peor desempeño desde 1991, producto de una división profunda y pone en riesgo su posición como tercera fuerza y una candidatura competitiva para 2018. Hasta aquí cito el estudio del Dr. Sonnleitner que se puede consultar en http://colmex.academia.edu/WillibaldSonnleitner

MORENA es la gran sorpresa y amenaza para algunos. Sean cuales sean los resultados definitivos de este 2017, MORENA brincará a los primeros tres lugares nacionales.

Elementos fundamentales de esta fragmentación del voto seguirán siendo los partidos emergentes y los candidatos ‘independientes’, que podrían determinar el triunfo del próximo Presidente de México ante el debilitamiento de los partidos ‘grandes’.

Por ejemplo, Nueva Alianza fue factor determinante para el triunfo de Del Mazo en el Estado de México. Aportó 2.67% al triunfo de la coalición, casi el total de la ventaja oficial sobre MORENA que fue del 2.78%. En Veracruz, cuyo listado nominal es similar al del Estado de México y la CDMX, obtuvo 210,853 votos (6.62%) y 18 presidencias municipales.

En el cuartel de Josefina Vázquez Mota analizan con lupa los resultados de la derrota en el Estado de México. Ya le hablé aquí, la semana pasada, de la traición de Ricardo Anaya, presidente del PAN, como factor determinante para la peor derrota electoral del panismo mexiquense. Además, los presidentes municipales panistas no movieron un solo dedo.

Solo la presidenta municipal de Atizapán logró que ganara el PAN con 44 mil votos. Edgar Olvera, de Naucalpan, apenas consiguió 18 mil y quedó en tercer lugar. En Huixquilucan también perdió y quedó en segundo.

La debacle fue en los municipios panistas chicos, donde el PAN cayó, incluso, al cuarto lugar. Ante esos resultados, la duda es: los presidentes municipales panistas no hicieron su tarea o vendieron la elección. Piensa mal y acertarás, dicen.

CANDADO

Margarita Zavala no se quedará quieta. Recorrerá el país para que el PAN defina ya su candidato presidencial.

Columna anterior: Las traiciones de Ricardo Anaya

¿Te gustó este contenido?