La evolución del Réferi (II)

La evolución del Réferi (II)

Recuerdos de José Sulaimán…

Por: Mauricio Sulaimán/Presidente del CMB

La semana pasada tocamos el tema de los réferis y su evolución en el boxeo; espero les guste esta segunda parte.

Los oficiales ahora entienden la importancia de detener un combate a tiempo; siempre será mejor un golpe antes que uno después. Mantener el control de las acciones es fundamental, impartiendo justicia y firmeza a ambos. Un réferi debe ser estricto e intervenir en los casos que sea necesario, para que no se salga de control uno u otro, pues hay muchas mañas que los peleadores pueden utilizar para obtener ventajas sobre su rival, y si el réferi lo permite es altamente injusto.

Normalmente los oficiales están en gran forma física, atlética, mental y emocional. Son personas honorables y ven a los peleadores como su responsabilidad; pero, para llegar a esto, se requiere intensa capacitación, entrenamiento, certificación y evaluación continua de resultados en su desempeño.

Los puntos más importantes que un réferi debe considerar en cada combate son los siguientes:

-Protección de la salud del boxeador como máxima prioridad.

-Concentración al máximo en todo momento.

-No permitir foules e intervenir de inmediato con firmeza.

-Cero tolerancia a los llamados golpes de conejo.

-Estar cerca de las acciones.

-Mantener comunicación efectiva con el supervisor de la pelea.

-Mantener siempre el control de las acciones.

-Evitar ser protagonista.

-Consultar con el médico de ring cuando exista una cortada importante o tenga preocupación del estado de alguno de los peleadores.

El Consejo Mundial de Boxeo ha instituido el uso de la repetición instantánea y los réferis han aceptado esta herramienta para complementar su desempeño arriba del ring. Las acciones que son sujetas a revisión son básicamente cuando éstas pudieran cambiar el resultado de la pelea; por ejemplo, una cortada. Si un combate se detiene por este hecho, el resultado cambia drásticamente si la misma fue producto de un golpe legal, o si fue por un cabezazo. Si es por golpe, el resultado oficial es KO técnico, y si es por cabezazo accidental, entonces el ganador es aquel que esté arriba en las tarjetas de los jueces. También se revisan golpes después de la campana o cualquier acción controvertida que sea de gran influencia en el resultado final.

Es de gran orgullo destacar que un mexicano se encuentra en la lista de los mejores oficiales del mundo. José Guadalupe García, bien conocido como Lupe, ha trabajado por más de tres décadas como réferi internacional y ha participado en peleas de gran importancia alrededor del planeta. Algunas de sus actuaciones más importantes han sido alabadas por autoridades de la comunidad del boxeo mundial.

Lupe García viajó al Reino Unido para actuar como réferi para la defensa del título de peso completo del entonces campeón Lennox Lewis, ante el retador oficial, el ex campeón, Oliver McCall. Lewis, quien era gran favorito, dominaba las acciones cuando en el segundo round, McCall conectó un derechazo brutal a la mandíbula de Lennox, quien se fue a la lona por primera vez en su carrera. Ante la gran sorpresa del público, Lewis se puso de pie con problemas y Lupe, al ver su mirada perdida, no dudó en detener el combate, dando el triunfo a McCall por KO en el segundo round. El manager de Lewis, Frank Maloney (ahora llamado Kelly, pues cambio de género), se lanzó con insultos y gritos hacia Lupe García, también contra Don José, llamándoles con todo tipo de palabras que no puedo aquí escribir, pero después él mismo, al ver las repeticiones en las pantallas, se dio cuenta que hubiera sido criminal dejar continuar la pelea, y decidió bajarse del ring. Más vale detener la pelea un golpe antes que uno después.

Los réferis son admirables, pues deben tener un alto nivel de concentración; todo puede pasar arriba de un ring, desde acciones comunes, hasta ver caer un paracaidista en las cuerdas (Holyfield vs. Bowe), o tener que detener a un aficionado que se sube al ring retando a los peleadores (Zárate vs. Zamora), o presenciar que un peleador le arranca a mordidas un cacho de oreja a su rival, ¡como lo hizo Mike Tyson ante Holyfield! Hay que respetar al máximo esta actividad, pues en ellos está la salud e inclusive la vida de los peleadores. Ellos así lo entienden y hacen su mejor esfuerzo pelea tras pelea.

Anécdota de Hoy
El Museo de Cera de la Ciudad de México honró a nuestra familia, al develar la figura de mi papá apenas algunas semanas después de su fallecimiento. Don José acudió a varias citas para que le tomaran medidas y poder preparar su figura.

El día de la develación se ofreció un coctel y se hizo ceremonia de inauguración ahí mismo, en el salón de entrada del museo. Conforme llegaban invitados, amigos y familia, se iba llenando el patio, pues nadie podría entrar antes de la inauguración. Entré al salón y vi con preocupación el tamaño del lugar y el número de gente que estaba llegando; al salir por una puerta me encontré a mi amigo Gonzalo Plasencia, quien me dijo inmediatamente: Moro, te veo preocupado, pasa algo?, y le respondí: Me preocupa que está muy chiquito… Se me quedó viendo con asombro y me dijo: ¿Pero cómo? ¿Qué no le tomaron medidas a tu papá?¡Chiquito el lugar, no la figura!, respondí con una buena carcajada…

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano