La encrucijada del Tribunal Electoral

La capacidad técnica del TEPJF está en juego, al analizar la posibilidad de que el PES pudiera recuperar el registro

Enrique_Rodríguez

Pocas veces una resolución jurisdiccional puede ser tan clara, cuando existen principios que categóricamente no admiten interpretación. Es el caso de este párrafo del artículo 41 constitucional que a la letra dice:

El partido político nacional que no obtenga, al menos, el 3% del total de la votación válida emitida en cualquiera de las elecciones que se celebren para la renovación del Poder Ejecutivo o de las cámaras del Congreso de la Unión, le será cancelado el registro.

La coherencia, el sentido común, honestidad y capacidad técnica de los siete magistrados integrantes de la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación están en juego, al analizar la descabellada posibilidad de que al Partido Encuentro Social pudiera recuperar el registro que perdió tras las elecciones del 1 de julio de 2018. Un hecho incontrovertible, es que el PES no alcanzó el 3% de la votación que con meridiana precisión determina la Carta Magna. Sólo torciendo este principio podría darse la posibilidad de resucitar a un partido que pretende obtener en un forzado litigio, lo que el voto de los ciudadanos no le otorgó.

Los manoseos en el Tribunal Electoral están encaminados a intentar una interpretación audaz que podría contravenir la Constitución y eso equivale a una acción contraria a la verdad y a la rectitud, es decir un fraude. De consumarse, haría polvo la credibilidad de la Sala Superior.

Hugo Eric Flores, dirigente nacional del PES, es un mercader de la política y acusa que sufre una campaña mediática para presionar la decisión del Tribunal bajo los argumentos, si se les puede llamar así, de que hubo un erróneo conteo de votos que les perjudicó, y el número de legisladores que tienen en el Congreso les otorga una representatividad mayor al 3%.

Y créame que no es un mal chiste, ha trascendido que el proyecto que alista el magistrado Felipe de la Mata, ponente del caso, estaría aparentemente dándole la razón a Encuentro Social. De ser así, estaríamos por presenciar uno de los episodios judiciales más bochornosos que se recuerden. Siendo una decisión colegiada, bastaría con que cuatro magistrados voten a favor para darle vuelta a la voluntad expresada en las urnas, esa misma que repudió al PRI y le dió un amplio margen de victoria a Andrés Manuel López Obrador, para alcanzar la Presidencia.

El PES fue integrante de la coalición Juntos Haremos Historia, al perder su registro como partido político nacional, jurídicamente dejó de existir, sus 56 diputados federales y 8 senadores son producto de las ventajas que les otorgó el efecto AMLO en nuestro bizarro sistema electoral.

EDICTOS: El jueves 21 de marzo, la Suprema Corte de Justicia dará la bienvenida a su nueva integrante. La ministra Yasmín Esquivel recibirá la toga en la tradicional sesión solemne en la que el discurso de recepción estará a cargo del ministro Fernando Franco. El Pleno volverá a estar completo con sus 11 integrantes.

Hasta el jueves.

 

[email protected]

@JENROMA27

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo