La Declaración de Marrakech

Dicha proclama tiene como objetivo promover y proteger a los defensores de derechos humanos

Rodolfo Lara Ponte / Autor en temas de Derechos Humanos / Heraldo de México
Rodolfo Lara Ponte / Autor en temas de Derechos Humanos / Heraldo de México

La protección de los derechos humanos cuenta con un importante engranaje en las tareas que asumen cotidianamente los defensores civiles, que son individuos u organizaciones comprometidos con el pleno disfrute de las libertades fundamentales de las personas y los grupos.

Son, en tal sentido, agentes activos e imprescindibles de la sociedad a favor de la vigencia del marco constitucional y legal, y con ello de la debida actuación de las autoridades.

Dichos defensores encarnan un activismo humanitario que toma mayor relevancia cuando se dirige a salvaguardar los derechos de sectores en condiciones especialmente vulnerables, como es el caso de los migrantes y algunas porciones de la población femenina, entre otros.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, como ombudsperson nacional, dentro de las tareas que desarrolla de defensa, promoción y difusión de los derechos humanos.

Cumple un papel fundamental en el acompañamiento a la actividad de los defensores civiles, quienes representan muchas veces ese eslabón inicial en la protección y en la vigencia de las prerrogativas plasmadas en el orden jurídico, al denunciar transgresiones a derechos, visibilizando a quienes pudieron haber sufrido alguna afectación a su integridad moral o física, como resultante de algún abuso u omisión por parte de una o varias autoridades.

Por ello tiene especial importancia que en el marco de la 13ª Conferencia Internacional de la Alianza Global de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (GANHRI), realizada los días 12 y 13 de octubre en Marruecos, se suscribiera la Declaración de Marrakech.

Dicha proclama, con el aliento de instituciones provenientes de Europa, África, América y Asia Pacífico, tiene como objetivo central promover y proteger a los defensores de derechos humanos, con especial atención en las mujeres.

Ahí se reitera el papel que cumplen los organismos firmantes en el fortalecimiento de un marco institucional que prevenga y brinde las condiciones de seguridad que requiere la actividad de los defensores.

Las instituciones de la Alianza acordaron promover en sus contextos la relevancia social de los defensores, realizar una difusión de los derechos humanos a partir de las nuevas tecnologías y apuntalar la conciencia de los jóvenes sobre esta temática tan sensible.

En este foro global ha sido puntual el llamado de la CNDH, como organismo autónomo del Estado mexicano, para que a las instituciones homólogas en el mundo realicen un trabajo proactivo, decidido y eficaz, proponiendo políticas públicas para que los defensores de derechos surgidos desde la sociedad puedan realizar sus actividades de manera libre y segura.

Que ocurra así en los distintos países, dará cabida a la expresión de los más altos valores cívicos, y constituirá uno de los mejores indicadores de la vigencia del Estado de derecho y el avance de la democracia.

 

RODOLFO LARA PONTE

AUTOR EN TEMAS DE DERECHOS HUMANOS

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónTal cual

Tal cual