La cultura de la prevención

Actualmente, las empresas no solo deben realizar un estudio de mercado, sino también contar con análisis de riesgo por desastres naturales

México es un país altamente propenso a sufrir desastres naturales, claro ejemplo, los sismos y huracanes que nos han golpeado las últimas semanas. Sin embargo, carecemos de una cultura de prevención para este tipo de eventos.

De acuerdo con el Centro Británico de Geociencia (British Geological Survey), todos los años ocurren un promedio de 15 terremotos de magnitud superior a 7. En el caso de los huracanes, el promedio es de 6.2; este año, la cantidad e intensidad de tormentas de grandes dimensiones registradas estuvieron por encima del promedio anual.

Por esta razón, es recomendable que las empresas sin importar su tamaño, no sólo realicen un estudio de mercado y financiero, sino que realicen análisis de riesgo referentes a desastres naturales, o aspectos políticos y sociales para elegir el mejor sitio y saber cómo protegerán su patrimonio.

Ante una crisis es importante que el equipo de trabajo conozca con anticipación cuáles serán los pasos a seguir y quiénes toman las decisiones importantes. En este plan previo, se debe incluir una sede alterna de trabajo para que la operación de la empresa no deje de funcionar y aquí es donde cobran importancia los seguros que podamos tener para nuestros bienes materiales.

Tan solo en 2016, los daños y pérdidas por los desastres naturales ascendieron a 13 mil 793 millones de acuerdo con el Centro Nacional de Prevención de Desastres. Por ello, la banca puede reportar una mayor demanda de créditos para cubrir necesidades básicas, y también jugará un rol clave en el financiamiento del sector de infraestructura para las reconstrucciones de primera necesidad.

Una de las opciones que tenemos los empresarios es contratar a empresas como Asegura Todo, una startup que ofrece por primera vez en México, un esquema un esquema de seguros on-demand. El objetivo es que el cliente pueda cubrir lo que quiera por el tiempo que necesite, en lugar de tener que pagar por una serie de coberturas anuales que no se adaptan a una necesidad específica.

Esta aseguradora, es una apuesta por la tecnología y la Inteligencia Artificial, que usa el chat de Facebook como canal de comunicación comercial, y ha logrado crear una interfaz intuitiva, permitiéndote asegurar desde una computadora, un viaje, hasta tu casa completa.

Los seguros no deben ser exclusivos de un nivel socioeconómico y es necesario que éstos lleguen a un sector de población más amplio, con opciones más sencillas y nos hagan sentir más protegidos. Siempre valdrá más prevenir que lamentar.

¿Qué otras opciones de seguros conoces? Espero tus comentarios en mis redes sociales.

 

Columna anterior: Las crisis generan oportunidad

¿Te gustó este contenido?