La crisis de seguridad en Puebla no es culpa de las ERT

Les tengo una mala noticia a mis amigos de Puebla, la inseguridad y la impunidad del estado es estructural y no se va a solucionar sobreregulando a las ERT

La crisis de seguridad en Puebla no es culpa de las ERT

Después de una crisis de seguridad, las libertades y derechos de las personas se ponen en riesgo por la securitización de la agenda pública. Securitizar significa politizar un tema de la agenda pública. Es decir darle tintes políticos a un problema relacionado con la visión tradicional de la seguridad.

Puebla vive una crisis seria por terribles escándalos que han sacudido a su sociedad y que han tenido un impactado internacional.

Todos conocemos los terribles casos de asesinatos de jóvenes universitarias en Puebla y la corresponsabilidad de las llamadas empresas de redes de transporte (ERT) que muchos utilizamos a diario.

La inseguridad en Puebla se disparó en varios frentes al mismo tiempo. Los huachicoleros se convirtieron en un asunto de seguridad interior al grado que el ejército tuvo que intervenir para desarticular las bandas más importantes. El robo al autotransporte y trenes se ha disparado por lo cual la Policía Federal tuvo que reforzar sus operativos.

Esta semana el congreso de Puebla aprobó, con modificaciones, un decreto que envió el gobernador Antonio Gali para incrementar la regulación de las ERT. Esta legislación establecía, pero afortunadamente no prosperó, que las ETR tenían que compartir en tiempo real la geolocalización de las unidades de los poblanos que ofrecen sus servicios de movilidad a otros ciudadanos.

¡Era inconstitucional lo que proponían! Espero que lo supieran y seguramente fue una carta de negociación para avanzar otras regulaciones que impactarán en las utilidades de los socios de las ERT y como siempre en los usuarios-consumidores de estos servicios.

Ojalá que el gobierno de Puebla exija los mismos criterios de seguridad, que ahora le reclama a los poblanos que compraron un coche construido en Puebla o en Aguascalientes, para darnos servicio de transporte al igual que a sus elementos de policías estatales y municipales así como a los taxistas y proveedores de transporte público.

Las ETR en Puebla soportan la economía de al menos 10,000 familias, puestos de trabajo que el gobierno no ha podido generar tan rápidamente si no fuera por la demanda de transporte público de calidad y por la mafia de los taxistas poblanos.

Les tengo una mala noticia a mis amigos de Puebla, la inseguridad y la impunidad en el estado es estructural y no se va a solucionar sobreregulando a las ERT. Las capacidades instaladas de las instituciones de seguridad, justicia y sistema penitenciario están colapsadas y se puede venir una crisis por el simple aumento de la población en el estado como ya sucede en CDMX, Edomex y Querétaro.

Agenda estratégica: el 13 de noviembre Causa en Común presenta su Índice de Desarrollo Policial y los resultados de la encuesta ¿Qué piensa el policía? #Imperdible.

 

Columna anterior: Corrupción de empresas extranjeras vs México

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo