La Corte… del presidente

Con la elección de Ríos-Farjat, AMLO avanza otro tramo en la concentración de poder

Manuel Lopez San Martin
Manuel López San Martín / Definiciones / Heraldo de México

Ayer AMLO se echó a la bolsa un asiento más en la SCJN. El tercero en apenas un año de gobierno. Con la designación de Margarita Ríos-Farjat, hasta hace horas titular del SAT, el Presidente avanza otro tramo en la concentración de poder más allá del Ejecutivo. Además de órganos autónomos, como la CRE y la CNDH, que están cooptadas ya, y el Poder Legislativo -con su mayoría en ambas cámaras-, ahora el Judicial va quedando bajo el manto de la 4T.

•••

La terna enviada por López Obrador y votada ayer en el Senado, fue mucho mejor que las anteriores presentadas, que derivaron en la llegada de dos cercanos al poder presidencial, Juan Luis González Alcántara y Yasmín Esquivel.

De las tres mujeres que López Obrador colocó como opción, dos, Margarita Ríos-Farjat y Diana Álvarez Maury, más allá de sus credenciales y experiencia –que la tienen-, fueron invitadas por él a su equipo. La primera, como titular del SAT; la segunda, a una subsecretaría en Gobernación. Ambas, tenían el cargo que tenían por decisión presidencial.

•••

La tercera, Ana Laura Magaloni, es una mujer de izquierda y progresista que, desde hace décadas, no sólo en las aulas, sino desde el territorio, ha estado cerca de la lucha por la justicia y en contacto con poblaciones vulneradas. Es una mujer comprometida con los derechos humanos, un perfil que le vendría muy bien al máximo tribunal, más allá de las cualidades como fiscalista de Ríos-Farjat. El Senado tuvo frente a sí una oportunidad inmejorable, inmediatamente después de la atropellada imposición ilegal e ilegítima de Rosario Piedra Ibarra en la CNDH, de llevar a la Corte un perfil intachable, íntegro y ajeno al poder. Ríos-Farjat, desde luego, tiene su trayectoria, pero es innegable su cercanía con el poder presidencial. Tiene capacidad y cualidades, pero su llegada se acompaña de un mal sabor de boca, porque su independencia con respecto a quien la propuso para el cargo, está en entredicho.

•••

Magaloni no era rival ni enemiga, pero tampoco porrista del presidente. Su trayectoria existe antes del actual sexenio, y trasciende a López Obrador. Su nombre logró el consenso de organizaciones, colectivos, académicos, estudiosos y expertos en asuntos judiciales. Habría llegado cargada de legitimidad. Su comparecencia ante la comisión de Justicia del Senado fue impecable y, dejó claro que, pese a la capacidad mostrada por Ríos-Farjat y Álvarez Maury, ella era la más preparada. Su arribo habría abonado a la independencia y autonomía, deseable en la Corte y la vida pública. La oportunidad no era menor. El Senado la dejó pasar.

•••

-Off the record: ¿Rosalinda López ocuparía la vacante que dejó Ríos-Farjat en el SAT? Tiene trayectoria, pero también vínculos personales en la 4T: es hermana del gobernador de Tabasco Adán Augusto López y esposa del gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón.

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN
[email protected]
@MLOPEZSANMARTIN




lctl

¿Te gustó este contenido?