La CNDH en aprietos

El problema de Rosario Piedra es la “idoneidad”. La terna volverá a comisiones

Martha_Anaya_
Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

La terna de Palacio Nacional para la presidencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, bromean en el Senado, es ésta: en primer término, Rosario Piedra Ibarra; en segundo lugar, Rosario Piedra; y en tercero, Rosario…

Ricardo Monreal niega que haya tal instrucción del Ejecutivo pero ya anticipó que hoy, en la última ronda de votación, Morena no cambiará su postura de apoyar a la hija de doña Rosario Ibarra (medalla Belisario Domínguez 2019). Y a cómo ve las cosas –se dogmatizó el tema- es probable que la terna (incluye además a José de Jesús Orozco y a Arturo Peimbert) sea rechazada y regrese a comisiones.

Ahora bien, ¿la intervención del Presidente de la República es inusual en la elección del ombudsman nacional? Va un breve recuento:

Ernesto Zedillo estableció con la CNDH una sana distancia (ésta sí real, no como con el PRI). En su momento (1999) el nombre de José Luis Soberanes pasó por su escritorio. Dio su consentimiento sin más.

Vicente Fox y su secretario de Gobernación, Santiago Creel intentaron evitar la reelección de Soberanes, pero no lo lograron. Con votos del PRI y del propio PAN, se reeligió como ombudsman por un periodo más.

Felipe Calderón, en 2009, apuntaló directamente a Raúl Plascencia para encabezar la CNDH. Los senadores panistas recibieron la instrucción de Los Pinos de apoyar al bajacaliforniano.

Enrique Peña Nieto buscó en un primer momento, 2014, que repitiera Plascencia. Pero fue tan evidente el entreguismo del ombudsman nacional con el gobierno (calderonista), que no logró siquiera llegar a la terna. Peña se decantó al final por Luis Raúl González Pérez, sin que éste fuera su candidato (y resultó un buen presidente de la CNDH, un ombudsman autónomo).

Ahora, mencionábamos al inicio, Andrés Manuel López Obrador quiere que Rosario Piedra presida la CNDH. La diferencia en esta ocasión –a decir de algunos senadores- es que se quiere imponer.

El senador Emilio Álvarez Icaza considera que el problema de Rosario Piedra no es de legalidad, pero sí de idoneidad, de legitimidad; violenta el espíritu de la ley, no tiene un solo referente en la defensa de los derechos humanos en los últimos 10 años.

¿Qué perfil se requiere para quien ocupe este cargo?

1.-Conocimiento técnico.

2.-Demostrar que tiene la capacidad de conducir un organismo como es la CNDH en las circunstancias actuales: en medio de una crisis de derechos humanos y un embate a los órganos autónomos.

3.-Capacidad de enfrentar al poder.

Por esto, resume Álvarez Icaza, el tema de la autonomía y de la independencia toma gran importancia. Las posiciones son claras. Nadie se mueve de ellas.

GEMAS: Obsequio del senador Ricardo Monreal: Sabía (López Obrador) lo que se iba a desatar con su Twitter y yo lo que advierto es que simplemente vacuna posibles mini conspiraciones; que las hay.

POR MARTHA ANAYA 

[email protected] 

@MARTHAANAYA

abr

¿Te gustó este contenido?