La casa con la que todos soñamos

El Centro de Innovación para la Vivienda ha puesto en marcha un plan de mejoras a la vivienda para familias de bajos recursos


Durante una visita a México, delegados del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) levantaron un reporte de la situación de la vivienda en México en familias de escasos recursos.

Los datos que obtuvo el equipo de trabajo son reveladores, la pobreza patrimonial en zonas rurales es del 53.3% y en zonas urbanas del 33.3%, lo que no permite a esta población tener acceso a viviendas adecuadas.

Además, observaron que la violencia se intensificó en las zonas marginadas, en el centro del país, en los municipios de Ecatepec, Nezahualcóyotl y Chimalhuacán, en donde ven focos rojos que ponen en peligro la vida de las personas.

El reporte advierte que desde 2014, el 40 por ciento de las viviendas sociales en México, obtenidas a través de fondos gubernamentales, se encuentran abandonadas al ser construidas fuera de las ciudades.

Pero hay una nota en donde es enfático el BID, declara que el gobierno mexicano no ha logrado crear una estrategia que pueda incorporar las necesidades de las personas en pobreza extrema hacia opciones viables de vivienda.

Los datos los cruzamos con Fernando Mendoza Nevares, director ejecutivo de la organización mundial Hábitat para la Humanidad y confirmó que el problema de la vivienda es un tema por resolver. Junto con el BID lograron juntar una bolsa de poco más de un millón de dólares para poner en marcha este año un programa de mejoras a la vivienda, habrá 15 mil soluciones para familias de ocho municipios sólo en el Estado de México.

Este programa piloto apoyará a los habitantes de las zonas marginadas de Ecatepec, Nezahualcóyotl, Atizapán, Tultitlán, Chimalhuacán, Naucalpan y Tlalnepantla.
Fernando nos dijo que a través del Centro de Innovación a la Vivienda (CIV), que creó su organización no lucrativa y que opera en más de 70 países, darán a las familias una estrategia integral para que utilicen sus recursos en mejoras a largo plazo.

Es decir, el CIV hará un círculo virtuoso para 15 mil familias que podrán acercarse a las microfinancieras para obtener un crédito de entre 12 y 15 mil pesos, con esto podrán ampliar una o varias habitaciones. Con el recurso obtendrán descuentos en la compra de materiales de Cemex, Sherwin Williams, Rotoplas, entre otras firmas.

Lo que busca esta organización es que sean respuestas en firme para construir la casa con la que sueñan las familias del país, porque se han dado cuenta que el 70% de los mexicanos autoconstruye su vivienda y pierde 25% de la inversión por dejar su plan al compadre, vecino o cualquier persona sin capacitación para ejecutar el proyecto.; por eso hoy hicieron un plan cicatriz, porque no en todos los estados hay las mismas necesidades en materia de vivienda.

En Chiapas, a las familias les urge una red de suministro de agua y energía; en Chihuahua; los habitantes quieren ampliar sus habitaciones; en el Estado de México colocar más baños y así, el mapa es específico en cada zona. Ya veremos si esto da resultados.

Columna anterior: Ponen a LALA contra las cuerdas

¿Te gustó este contenido?