La carta que exculpa a Meade

Si tiene el oficio, ¿por qué no lo ha mostrado? Quizá nadie se lo había pedido

La carta que exculpa a Meade

José Antonio Meade ha presumido a la prensa que tiene una carta de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que lo exculpa de cualquier mal manejo de dinero público durante su paso como secretario de Desarrollo Social.

Lo dijo primero en una entrevista con David Páramo para Imagen Radio a finales de abril: La ASF me expide un oficio en el que explica de manera contundente que durante mi gestión no tuve ningún pendiente.

Dos semanas después, lo repitió en Milenio: La ASF acredita que en mi gestión no hubo una sola irregularidad. En ambas fechas, al anuncio de que tenía un oficio, siguió el mismo agregado: La Función Pública dice que, con cargo a las auditorías que realizamos, se suspendieron a 460 funcionarios.

La existencia de este oficio pasó bastante desapercibida durante más de un mes, pero ahora cobra un sentido preocupante, a partir de las declaraciones de ex funcionarios de la ASF sobre el freno que pusieron en marzo a dos auditorías de desvíos públicos con el esquema La Estafa Maestra, que toca a Sedesol durante la gestión de Meade por medio de la expedición de pagos a compañías irregulares.

  1. ¿Por qué la Auditoría entregaría un documento así a un candidato presidencial? Nadie responde si el documento existe o cuándo se expidió.
  2. Si Meade tiene el oficio, ¿por qué no lo ha mostrado? Quizá nadie se lo había pedido. Su encargado de prensa, Eduardo del Río, ignoró una solicitud de esta columna para verlo.
  3. ¿Es común que la Auditoría elabore documentos así? Exfuncionarios consultados dicen que no, porque equivaldría a exculpar a un servidor público de un asunto que no compete a la Auditoría, que detecta y denuncia pero no es ministerio público.
  4. ¿Por qué Meade dice tener ese oficio? Lo preocupante es saber si lo obtuvo durante su gestión o como candidato, antes o después de la llegada de David Colmenares como nuevo auditor, si era un documento general o dirigido a él.

Ninguna autoridad ha hecho públicas las respuestas a estas preguntas. A dos semanas de las elecciones, el asunto adquiere una relevancia especial. Recordemos una anécdota reciente en Estados Unidos. James Comey era el jefe del FBI. Trump pretendía que dijera públicamente que no estaba investigado en el Rusiagate. Comey no aceptó y fue despedido.

El símil plantea lo preocupante de que una institución pública exima de investigaciones abiertas al candidato presidencial del partido gobernante. El contrapeso a este extraño caso estaría en el órgano que según sus reglamentos vigila a esa dependencia; esta es, la Comisión de Vigilancia de la ASF en la Cámara de Diputados.

Hasta ahora no hemos sabido de ellos. No han hecho público algún pedido a la Auditoría para que aclare el curso de las investigaciones o la existencia de la carta.

¿Alguien más se está preguntando si esta carta existe y qué dice?

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano