La automatización, ¿aliada encubierta?

El primer paso para enfrentar la oleada de robots es reubicar a los trabajadores a tareas más elevadas

Camila Gómez Díaz Barreiro / Columna Crónica Atómica  / Opinión El Heraldo
Camila Gómez Díaz Barreiro / Columna Crónica Atómica / Opinión El Heraldo

Frente a la evolución del sector laboral, la comunidad internacional ha comenzado a articular medidas para evitar el rezago de millones de trabajadores. Mientras que hace algunas décadas la automatización se percibía como un evento inevitable e inherente al desarrollo de la tecnología, actualmente se concibe como una oportunidad para superar los avances hasta ahora alcanzados.

El mecanismo radica en el entrenamiento de los empleados con el fin de elevar sus capacidades para evitar ser reemplazados cuando interceda una máquina. Como era de esperarse, Amazon ha tomado la delantera: esta vez decidió invertir 700 millones de dólares en la reconfiguración de su sistema.

La automatización es una amenaza tangible a nivel internacional, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) 14 por ciento de los trabajos pueden ceder ante este fenómeno. Sin embargo, al tiempo que desaparecen algunos, se fortalecen otros. Este es el enfoque que ha adoptado el corporativo de Jeff Bezos en los siguientes puestos: especialista en mapeo de data, data scientist, arquitecto en soluciones, analista de negocios, coordinador de logística, manager en la mejora de procesos y especialista en transporte.

El primer paso para enfrentar la oleada de robots es reubicar a los trabajadores que ocupan puestos técnicos, hacia aquellos que carezcan de esta característica, o bien, que involucren tareas más elevadas. Para ello, Amazon se ha puesto la meta de capacitar a 100 mil empleados en Estados Unidos para 2025. Lo anterior se traduce en uno de cada tres, por lo que se prevé un gran impacto en el desarrollo de la empresa.

Es una realidad que el mercado laboral está en constante cambio; entre 1995 y 2015 las oportunidades del sector manufacturero disminuyeron en 20 por ciento mientras que aquellas relacionadas con el de servicios aumentaron 27 por ciento. En esta línea, los gigantes tecnológicos comienzan a fomentar las habilidades avanzadas. En los últimos 20 años, los trabajadores agrupados en este nivel han elevado su presencia en 25 por ciento, por lo que a pesar de ser gradual, la transición es continua.

Aunado a la movilización empresarial, el sector gubernamental debe incurrir en la articulación de medidas que además de impulsar profesionalmente a los trabajadores, los proteja. Es imprescindible que las instituciones se adapten al esquema laboral del futuro en lugar de verse rezagadas por él. Finalmente, los beneficios de ir un paso más lejos en materia laboral se verán reflejados en el desarrollo nacional.

POR CAMILA GÓMEZ DÍAZ BARREIRO
@CAMILAGOMEZDB

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo