La alianza posible

En una alianza con la sociedad no valen posturas utópicas, fundamentalistas e ideológicas. Es posible si se parte de una razón y oferta política compatibles


Nadie en sano juicio puede negar que la razón principal de todos los problemas que padecemos como país, políticamente es el PRI, sí, porque fue el que lo modeló a lo largo de décadas de gobiernos corruptos, antidemocráticos, autoritarios, asociados con la delincuencia de cuello blanco y de cuerno de chivo.

A la postre, décadas de priísmo, primero robustecieron al Estado, inhibiendo la economía, la política y vida ciudadana, y después lo desmantelaron e envilecieron las instituciones, durmieron a las leyes, produjeron millones de pobres, concentraron la riqueza en pocas manos con negocios ilegales desde la esfera de gobierno, impidieron la justicia, fomentaron la ignorancia, la marginación, desigualdad e impunidad, problemas que hoy nos revientan en forma de descomposición gubernamental y social, delincuencia organizada, violencia e inseguridad. Aun y cuando se diga que el priismo impulsó cosas positivas para el país, tambien vale decir que esa era su minima obligación como gobierno, como el sistema de asistencia social, aun ahí, el saldo es negativo, y de seguir gobernando al país, seguirán profundizándose los problemas hasta llegar a una peligrosa situación de caos y confrontación social.

Está realidad es la principal razón que hace posible una alianza, pero yo no solo hablaría o propondría una alianza entre PAN y PRD, hablaría de una gran alianza ciudadana contra el PRI en la elección presidencial del 2018, algo asi como lo que se logró en Chihuahua para que lograra ganar Javier Corral que tuvo como vehiculo a un PAN que supo abrir las puertas a todos.

En una alianza con la sociedad, no valen las posturas utópicas, fundamentalistas e ideológicas. La alianza será posible si se parte de una razón y oferta política compatibles, que tenga como centro un programa basado en las coincidencias programáticas y en la atención de todos los sectores, por más diversos que estos sean.

Se debe encontrar en qué coincide la sociedad, en qué podemos ser todos empáticos y eso no seré complicado, pues todos estamos indefensos ante la inseguridad, estamos cansados de que no nos alcance ni para comer y sin duda no queremos que nos sigan robando porque eso es una burla que no queremos seguir soportando, de nadie.

Debemos hacer que el espectro ideológico en el ejercicio de gobierno nos una y nos fortalezca.

Ni ideológicamente los partidos pueden eternamente permanecer irreconciliables, ni la sociedad en su conjunto puede permitir que la politica, la real politica se vaya al carajo.

Ser parte de la desigualdad en este país nos debe hacer sencibles, y hoy esa sensibilidad nos debe acercar a la sociedad.

La política no está para mantener permanentemente divisiones, está para generar coincidencias a partir de las diferencias.

Aseguro que si Maquiavelo viviera, recomendaría el idealismo, no los intereses propios, como la vía hacia el pragmatismo correcto que asegura éxito en la política. Bienvenida la posibilidad de un frente entre todos los que queremos un mejor país…

Diacrítico: Lamentable lo que sigue pasando en Guerrero, el martes mataron a otro Diputadop de la XL Legislatura, Eli Camacho Goicochea. Cuántos diputados más, cuántos periodistas más, cuántos ciudadanos más. Es ahora o el país se va a incendiar.

 

Columna anterior: Ineptitud, un mal silencioso

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónFOTO: @Gibsonguitar

Mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota