La alianza norteamericana en futbol

Así, la idea de apoyar o no a México es parte de un debate en la prensa deportiva de EU

La alianza norteamericana en futbol

 

En su crónica del domingo desde Moscú en El Heraldo de México, Heriberto Murrieta consignó su contento y azoro por la cantidad de méxico-estadounidenses y mexicanos residentes en EU que viajaron a la Copa Mundial de Futbol Soccer.

Después de todo, a gustar o no, hay una relación social intima entre Estados Unidos y México, significada justamente por esos aficionados al soccer, un deporte de popularidad relativamente reciente en el país vecino, donde ahora se desarrolla de forma considerable.

Es posible recordar lamentos de la prensa derechista de que en muchos juegos de la Selección Mexicana en Estados Unidos, ese país parecía ser el equipo de casa.

Eso tiene que ver con demografía y popularidad del deporte, algo que si bien comienza a cambiar, refleja que hay millones de mexicanos  documentados e indocumentados en EU y que sólo en los últimos 20 años, el soccer comenzó a ser realmente popular, frecuentemente familiar, con el éxito del futbol femenil como punta de lanza. El predominio migrante aun es cierto,  pero el soccer es el eje de una muy fuerte rivalidad deportiva entre los dos países. Y en México hay  preocupación por el eventual predominio estadounidense.

Así, la idea de apoyar o no a México es parte de un debate en la prensa deportiva de EU. Un reporte en la cadena deportiva ESPN dijo que con la ausencia estadounidense (de la Copa) han venido varios impulsos –de cadenas de televisión y bancos a automóviles y cervezas– para que los estadounidenses den su respaldo al equipo que se las arregló para navegar el camino a Rusia: su archirrival México.

Martin Rogers, del diario USAToday, señaló que es correcto para los estadounidenses ir y disfrutar de la Copa sin necesidad de declararse por otro equipo, variar su preferencia de partido en partido y aceptar las burlas por usar la camiseta de su selección ausente. Eso, dice, es parte del ser aficionados al futbol.

Y señala también que si bien México ha calificado casi a todas las Copas Mundiales, sólo pasó ocho veces de octavos de final, y nunca mas allá del cuarto partido.

Pero del otro lado está la realidad social y económica que llevó a que la alianza norteamericana de Canadá, Estados Unidos y México lograra la sede de la Copa Mundial de 2026.

Y hasta Diego Maradona sabe que el futbol es un negocio.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano