La 4T no tiene estrategia

Los hechos nos dicen que la 4T no es capaz de cuidar a nadie, ni siquiera a sus policías y soldados

Alejandro Cacho / Touché / Heraldo de México
Alejandro Cacho / Touché / Heraldo de México

14 de octubre de 2019, 7:30 am, Palacio Nacional.- El presidente Andrés Manuel López Obrador, a la cabeza del gabinete de Seguridad, presentaba un informe sobre los pobres resultados del combate a la inseguridad en el país.

14 de octubre de 2019, 7:30 am. El Aguaje, Michoacán.- Trece policías estatales fueron asesinados tras una emboscada de unos 30 miembros del cártel Jalisco Nueva Generación. Nueve más resultaron heridos y se habla de varios más secuestrados, sin que las autoridades lo hayan confirmado.

Mientras en Aguililla, Michoacán, los policías heridos y agonizantes suplicaban ayuda por sus radios, en Palacio Nacional se culpaba al pasado, otra vez, de la incontenible violencia en el país. Mientras los sicarios prendían fuego a los cuerpos de los policías caídos, el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana explicaba que llegamos a un punto de inflexión, cuyo significado sólo él entendía.

Mientras los asesinos de Nemesio Oseguera Cervantes, alias El Mencho, dejaban mensajes con amenazas sobre las patrullas baleadas en Aguililla, en Palacio Nacional se informaba que cuatro estados concentran 41 por ciento de los homicidios dolosos, pero curiosamente no mencionó a Michoacán. Mientras en Aguililla uno de los policías heridos decía por radio me estoy muriendo, Alfonso Durazo presumía, en Palacio Nacional, una baja en la percepción de inseguridad.

Ayer, en la conferencia mañanera, López Obrador no pudo esquivar el tema. Fue un hecho lamentable y su gesto delató que no supo qué más decir. Le pasó la papa caliente al secretario de la Defensa Nacional. Cuando los reporteros le insistieron, el Presidente dijo que es un hombre optimista y que confía en que la estrategia de seguridad dada a conocer el día anterior logre pacificar al país.

¡Entonces me vino el sobresalto! ¿Estrategia? ¿Cuál? ¿Por qué no me di cuenta? Revisé todos los medios de comunicación y no, no se me fue la nota. Nadie la explicó, no hay tal. La dichosa estrategia no existe, o al menos, no la han dado a conocer. Pero los hechos nos dicen que la 4T no es capaz de cuidar a nadie, ni siquiera a sus policías y soldados. ¿Imagina la cacería que emprendería cualquier gobierno del mundo por haberle asesinado 13 policías en una emboscada de la delincuencia organizada? Aquí no ha pasado nada.

No conforme con eso, el baño de sangre continuó ayer en Tepochica, cerca de Iguala, Guerrero. Un enfrentamiento entre sicarios y soldados dejó 14 muertos, 13 civiles y un oficial del Ejército. ¿Y el punto de inflexión?

***

BON APPÉTIT

Defensor a ultranza de la 4T y efectivo conciliador es Ricardo Peralta Saucedo, subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación. Así lo demostró con autodefensas, con disidentes del magisterio, taxistas, estudiantes y más. Incluso, su intervención ha desactivado conflictos de la Ciudad de México, sin ser su tema prioritario.

POR ALEJANDRO CACHO
[email protected]
@CACHOPERIODISTA


lctl

¿Te gustó este contenido?