Katinka Hosszu levanta la voz

La mejor nadadora del mundo busca formar una asociación que defienda los intereses de los deportistas frente a la Federación Internacional de Natación

Quizá usted amable lector no conozca a Katinka Hosszu, sin embargo, déjeme exponerle rápidamente de quién se trata y por qué es importante para mi opinión en este espacio. Katinka es la mejor nadadora del mundo en la actualidad, húngara de nacimiento y con formación profesional en Estados Unidos. Después de Michael Phelps, es la nadadora con más títulos mundiales y ha podido desarrollar su sistema de entrenamiento y competencia al más alto nivel, lo cual le ha permitido obtener ganancias en efectivo muy por encima del promedio de los nadadores profesionales.

Hace unos meses, la Federación Internacional de Natación presentó nuevas reglas para el circuito de Copas del Mundo, las cuales se reparten una bolsa de 2 millones de dólares. La primera de las reglas es limitar el número de distancias en las que pueden competir en cada etapa y la segunda es garantizar el lugar a los medallistas olímpicos y mundiales en las finales, sin tenerse que eliminar en la fase previa durante cada etapa. Ambas reglas han sido muy cuestionadas por el mundo de la natación, con voces a favor, pero más en contra, sobre todo de los grandes atletas.

Derivado de lo anterior, Katinka ha levantado la voz y busca encontrar eco en los nadadores élite del mundo para formar una asociación de atletas ante la Federación Internacional y poder expresar sus opiniones y hacer sentir los efectos que tienen en ellos las buenas o malas decisiones, además de apoyar para convertir a la natación en un deporte profesional y que se deje de considerar amateur, aún y cuando ya existan competencias con premios en efectivo.

Algo similar está sucediendo en México con los jugadores de Fútbol, después de muchos intentos y fracasos, este año formaron su Asociación y de ser aceptada por la Federación Mexicana de Fútbol, lo cual tendría que suceder y por tanto haría desaparecer la comisión del jugador para dar ese espacio a su agrupación, sin embargo, es el único deporte donde los deportistas, principales actores del espectáculo, tienen por lo menos voz, ya no digamos voto.

Katinka Hosszu está tomando el riesgo en una organización que aún trabaja a la antigüita, que es la Federación Internacional de Natación, sin embargo, lo hace en su mejor momento deportivo y siendo la estelar local para el próximo mundial que se llevará a cabo en su País, en la Ciudad de Budapest. Si bien no comparto la grilla sin fundamento, celebro éstas acciones y estoy seguro que habrá muchos nadadores en el mundo que se sumarán, ojalá se logre el objetivo y que su ejemplo permee ante las gestiones autoritarias que aún prevalecen en muchas organizaciones internacionales y sobre todo nacionales.

Columna anterior: Palabra de alto rendimiento

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano