Junior

Los hijos de AMLO no sólo son los herederos de “La Chingada”, esa finca en Chiapas, también, son los poseedores del poder político de su papá en Morena

Netlog

Ambos arriba de los 30 años, los dos son jóvenes preparados con carreras universitarias (uno en derecho, otro en ciencia política), hijos del primer matrimonio de Andrés Manuel con Rocío Beltrán Medina.

Andrés y José Ramón López Beltrán hoy son los políticos que definen estrategias dentro de Morena, atienden las relaciones políticas y son la antesala de aquellos que quieren llegar a su papá.

El mayor es José Ramón López. Tiene bajo su responsabilidad la coordinación de los enlaces distritales en el proceso electoral del Estado de México, mientras que Andrés, a quien los morenistas llaman Junior, es el coordinador de los enlaces distritales para la Ciudad de México. Esos son sus cargos oficiales, pero hacen mucho, mucho más.

Tras la pugna entre Ricardo Monreal y Martí Batres por el control político en la capital del país, Andrés Manuel decidió poner en medio a Junior para detener el enfrentamiento que estaba llegando al terreno del escándalo y sólo dañaba la imagen de Morena en la capital del país.

La Ciudad de México ha representado para López Obrador un bastión muy importante, hay una simpatía de un amplio sector de la población que se vio reflejada en las elecciones de 2015 para Morena, por ello es tan importante la presencia de su hijo.

No es un secreto que López Obrador ha marcado distancia de Batres y ese alejamiento puso en la mira de todos a Junior. Muchos ya se habían dado cuenta de su influencia y quienes no dimensionaban su presencia ahora si lo tienen claro.

Basta recordar que en 2013 tras el infarto del tabasqueño, fue este joven quien encabezó las acciones de cerco al Senado de la República como parte de las protestas contra la reforma energética.

Ahora, de todo el país aparecen perredistas, ex perredistas, priistas y ex priistas que tocan la puerta de Andrés López Beltrán buscando un espacio político. Quieren un acercamiento con su padre, que hasta el momento parece no tener sombra en la carrera por la Presidencia de la República en el 2018.

Porque podrá haber liderazgos identificados dentro de Morena y que están en la pelea por la candidatura a la Jefatura de Gobierno como Claudia Sheinbaum, Ricardo Monreal y Martí Batres, pero quien decide en la capital es Andrés López Beltrán.

López Obrador ha reiterado a los morenistas que no quiere que se repita la historia de las tribus que tanto ha dificultado la institucionalidad del perredismo, pero la presencia de personajes en el territorio y con aspiraciones anticipa un destino conocido, porque finalmente comparten el mismo origen.

La Ciudad de México, en manos del PRD desde 1997, parece que ahora abre los brazos a Morena y en este proceso veremos crecer al joven Junior. Así que la dinastía López lidera Morena y después del 2018, quizá mucho más.

BARAJASURIAS@GMAIL.COM

@ESBARAJAS

¿Te gustó este contenido?