Juan Hugo de la Rosa y Neza, con el agua al cuello

Antes de administrar el agua de un parque acuático, debió haberse pensado en abatir la escasez

Hugo Corzo / Cruz y grama / Heraldo de México
Hugo Corzo / Cruz y grama / Heraldo de México

Una de las paradojas más sobresalientes de la real politik mexiquense, sin duda, se vive en ciudad Nezahualcóyotl, donde ha brotado un oasis, literal, para el ocio de la población, que vive la peor crisis de agua en su historia.

Hace unas semanas, ese ayuntamiento, encabezado por Juan Hugo de la Rosa, tuvo la puntada de inaugurar un balneario municipal –construido con recursos públicos–, en medio del municipio que menos agua ahí tiene en toda la entidad. Que quede claro que la población de cualquier demarcación tiene derecho a actividades de ocio y esparcimiento, como las propias de un parque acuático público; pero, sin duda también, dedicar el gasto de 59 millones de pesos –costo de su construcción– más el gasto corriente mensual de su operación –a cargo del organismo público de agua descentralizado de Neza–, en un balneario, no es la prioridad en cuanto a materia hidráulica en esa región del sediento oriente del Estado de México.

El presidente municipal De la Rosa está repitiendo mandato al frente del ayuntamiento, es decir, no tiene pretexto para decir que desconoce las necesidades más apremiantes en las colonias de su localidad. Junto con la inseguridad, la gente de Nezahualcóyotl enfrenta un problema crítico de abasto de agua. Se calcula que en la región hay unas 250 mil personas que padecen esta situación.

La dotación para Neza, de acuerdo con datos oficiales, debería ser de 3 mil 700 litros por segundo; sin embargo, están llegando solamente unos 2 mil 400 litros por segundo. El rezago, en otras palabras, es de al menos 35 por ciento de la dotación diaria.

Con estas cifras, queda claro que antes de administrar el agua de un parque acuático con varias albercas, debió haberse pensado en continuar abatiendo la escasez. A ver si al alcalde no le llega el agua al cuello.

JALÓN DE OREJAS AL GRUPO HIGINIO

Por fin, la ola de dimes y diretes, y los trascendidos respecto a que iban a sancionar a los diputados de Morena en el Congreso local, y los contra-trascendidos respecto a que no quedaron claros.

Sí molestó en el partido que la mayoría de la bancada de Morena no impulsara la desaparición de la tenencia y que, por el contrario, propusieran y aprobaran un incremento al refrendo vehicular.

Los sancionados con sus derechos partidistas son los diputados que responden a Maurilio Hernández, coordinador de la bancada, y, en términos reales, el grupo del texcocano Higinio Martínez.

Hay que subrayar que es el segundo round que Higinio pierde contra la dirigencia del partido de AMLO, pues no ha dado una hasta ahora en seguir la línea de los intereses de su líder moral partidista.

Primero, era impulsor –y dicen que hoy damnificado– de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México. Él pugnaba por el proyecto y, públicamente, hizo notar su desconcierto y desaprobación a la cancelación de éste, aunque venía instruida en caída vertical desde la oficina de López Obrador.

Y ahora, quedó evidenciado que fueron sus diputados en el Congreso local (Nazario Gutiérrez, quien presentó la propuesta de aumentar el refrendo, y 31 legisladores más de Morena) quienes desobedecieron la plataforma electoral y promesas de campaña de AMLO, quien ofreció que ningún candidato de Morena incrementaría ningún impuesto.

[email protected]

@HUGO_CORZO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo