A lo seguro

Force India ha dado un espaldarazo a Sergio Pérez, al ampliar su contrato para que permanezca en las escudería con la que ha corrido 73 grandes premios


Diversas noticias se han generado recientemente, entre las que destaca la ruptura de McLaren con Honda y el acuerdo alcanzado con Renault, así como la contratación de Carlos Sainz por la marca del rombo, o la renovación de Checo Pérez con Force India.

Y esto era algo que se veía venir. Seguir en el mismo equipo le permitirá acumular más experiencia, a la espera de que las piezas del intrincado tablero de ajedrez de la Fórmula 1 se muevan a su favor.

Porque visto lo visto, y sin ninguna posibilidad fehaciente de correr para Ferrari o Mercedes, lo más sensato era asegurar su permanencia en Force India, ya que en los seis monoplazas más rápidos de la parrilla no hay espacio para nadie más, a menos que Max Verstappen se hartara de Red Bull o que Lewis Hamilton decidiera retirarse. Pero esto es algo que parece imposible.

Así que el tapatío sumará su quinta temporada con Force India, y aunque hay quienes consideran que los de Silverstone podrían enfrentar una crisis en 2018, debido a los problemas financieros de Vijay Mallya, lo cierto es que la escudería de color rosa mantiene un admirable equilibrio de conjunto y cuenta con un coche muy fiable, que está en vías de conservar el cuarto lugar en el campeonato de constructores.

El anuncio de la renovación se dio a conocer durante el Gran Premio de Singapur y se traduce en un espaldarazo para Checo por encima de Esteban Ocon. Con esta decisión, la directiva también está enviando un mensaje de quién es el piloto líder del equipo. Sin embargo, Pérez no deberá bajar la guardia porque el gallo francés seguirá al acecho y tratará de desbancarlo. Es la obligación del aguerrido novato, que el domingo cumplió 21 años.

La paciencia de Checo sigue intacta y eso es importante. Ahora habrá que esperar un golpe de buena suerte para verlo montado en un coche ganador, una circunstancia que ayudaría a incrementar el número de aficionados en México. No hay que perder la esperanza.

En la actualidad, el mexicano está empatado en puntos con Verstappen en la tabla de pilotos, con un total de 68 unidades, y tiene chance de superarlo si el RB13 del piloto holandés vuelve a fallar, o su atrevida conducción lo deja fuera de combate en algunas de las seis carreras que faltan por disputarse.

El reto de Checo Pérez será superar los 101 puntos que consiguió el año pasado. A estas alturas de la temporada había sumado 64 unidades; es decir, cuatro menos que los acumulados al día de hoy. Y está en camino de lograrlo, sólo es cuestión de agudizar la concentración, no tener incidentes de carrera y acabar en la zona de puntos, tal y como lo ha hecho en Singapur en los sietes grandes premios que ha corrido a lo largo de su vida.

 

Columna anterior: Destinos lejanos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRealidad política definirá futuro

Realidad política definirá futuro