Soñadores: una solución en problemas

De acuerdo con varios reportes, ahora comienzan maniobras parlamentarias para apoyar o bloquear acciones en favor de los casi 800 mil jóvenes


La situación de los Soñadores es de optimismo y pesimismo al mismo tiempo.
La imagen y popularidad de los jóvenes es muy positiva, tanto que les garantiza una enorme simpatía pública que en principio obligaría a los políticos a actuar.
Pero al mismo tiempo, están en un sitio tan visible del debate político que son también el blanco natural para los opositores a una reforma migratoria, que consideran equivalente a conceder beneficios a quienes califican como violadores de la ley.

Y en ese sentido, de acuerdo con varios reportes, ahora comienzan maniobras parlamentarias para apoyar o bloquear acciones en favor de los casi 800 mil jóvenes que fueron trasplantados a Estados Unidos por padres indocumentados, que son estadounidenses en todo, menos en documentos, pero están en peligro de ser desarraigados.

De acuerdo con la publicación especializada The Hill, el liderazgo de la mayoría republicana en ambas cámaras del Congreso sabe que tendrá que balancear las frecuentemente contradictorias demandas de los senadores demócratas y los conservadores en la Cámara baja.

Esas maniobras no son fáciles y de hecho pueden detener cualquier posible acuerdo.
Peor aún, a 10 días de que el presidente Trump anunciara el desfasamiento del programa y diera un plazo de seis meses para que el Congreso resolviera su situación, funcionarios de la Casa Blanca acusan a la legislatura de hacer nada.
Cierto que la simpatía por el presidente Trump en el Congreso está a la baja, algunos de los republicanos que se identificaron con él hablan hasta de traición, mientras que los demócratas se quejan de la falta de voluntad de los republicanos y la Casa Blanca.

Un duro intercambio entre el general John Kelly, jefe de asesores de la Casa Banca, y el diputado demócrata Luis Gutiérrez, uno de los principales activistas proinmigrantes en el Congreso, puso de relieve las aristas políticas.

Hasta ahora no hemos visto coraje para luchar por los Dreamers por el Presidente o su jefe de gabinete. Hoy hay una clara mayoría en la Cámara para apoyar medidas para defender a los receptores del DACA, pero los republicanos deben elegir si quieren dejarlo pasar o no. Hasta el momento, la respuesta es no, indicó una declaración del portavoz de Gutiérrez.

Kelly, por su parte, acusó al Congreso de hacer exactamente nada para ayudar a los Soñadores cuando tuvo la oportunidad.

Los legisladores, indicó Kelly en un correo a la cadena FOX, tienen el lujo de decir lo que quieren, ya que no hacen nada y no tienen casi ninguna responsabilidad.
Kelly fue mas allá: Pueden llamar a la gente mentirosos, pero sería inapropiado para mí decir lo mismo de nuevo a ellos. Como decía mi bendita madre, los barriles vacíos hacen más ruido.

El señalamiento de Gutiérrez apunta a por lo menos un conflicto inicial entre sectores que apoyan la resolución del problema: Kelly se atribuyó haber logrado la extensión del programa para dar tiempo a la acción legislativa.

 

Columna anterior: ¿Hacia nuevas relaciones entre EU y México?

¿Te gustó este contenido?