Jessica De Alba Ulloa: La Unión Europea ¿Caos y Desintegración?

Siendo sinceros, la UE no tiene el poder suficiente para seguir políticas unilaterales sin EU y menos cuando hay rupturas internas

Jessica De Alba Ulloa: La Unión Europea ¿Caos y Desintegración?

El mundo occidental que se inició en Europa se formó entre guerras, matrimonios, conflictos y alianzas. Después de infinidad de ediciones de éstos y dos Grandes Guerras, ideólogos como Robert Schuman (Francia), Alcide De Gasperi (Italia) y Konrad Adenauer (Alemania), organizaron un plan para evitar más guerras al entretejer los destinos de los países europeos.

Comenzaron con la Comunidad Económica del Carbón y el Acero (CECA) para llegar hasta la Unión Europea (UE) con una moneda común para la mayoría de los 28 países que la conforman. Esta alianza trajo paz a Europa y desarrollo económico para la región.

Después de varias décadas, la gran burocracia que se ha formado en Bruselas, sus políticas extra liberales, la poca inversión en defensa y otras, han tenido como resultado el resurgimiento de movimientos en contra de la Unión, que ponen en duda las décadas de estabilidad.

Primero, Reino Unido decidió abandonar la Unión, acción que se concretará en 2019.

El siguiente foco rojo es Italia, cuyo nuevo gobierno compuesto por el movimiento Cinco Estrellas (anti-establishment) y de la Liga del Norte (anti-inmigrante), planea bajar los impuestos, aumentar el gasto-contraviniendo la política de déficits de la Unión-y deportar 500 mil inmigrantes ilegales.

Los euroescépticos que ganaron las elecciones critican que el tipo de cambio del euro acomoda a Alemania, pero lastima la débil economía italiana que ha tenido crecimientos magros desde que se adhirió a la moneda única. Igualmente, buena parte de la sociedad italiana considera que Bruselas no ha escuchado los problemas causados por la política migratoria de la Unión.

El contexto europeo incluye también las elecciones que llevaron al poder a otros partidos anti UE en Hungría y Polonia o países en descontento como Grecia y Portugal. Esto, más las condiciones económicas tensas que pondrán a prueba la unión monetaria tras la imposición de tarifas arancelarias por parte de Estados Unidos (EU), genera presión en la cohesión de la Unión.

Se necesita un liderazgo fuerte y contundente de Alemania (Merkel) y Francia (Macron) que asegure la moneda única.

La apertura de otros mercados no podrá competir con la relación que se tiene con EU, su primer socio comercial. Las barreras arancelarias que comienzan a establecer de un lado y de otro pueden lastimar el comercio global y con ello, los temas de seguridad.

Tampoco puede dejarse de lado los desacuerdos con el presidente estadounidense Donald Trump, de dejar el acuerdo con Irán para limitar (que no eliminar) su programa nuclear y retirarse del acuerdo de París sobre el cambio climático.

Siendo sinceros, la UE no tiene el poder suficiente para seguir políticas unilaterales sin EU y menos cuando hay rupturas internas. La Unión está en riesgo. ¿Podrán M&M salvarla?

*Investigadora de la Facultad de Estudios Globales de la Universidad Anáhuac México.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónIgnacio Cabrera, Consultor en Desarrollo Urbano y Vivienda

Diplomacia y turismo