Ivonne Álvarez: Planes y programas de estudio para la transformación política

Los planes y programas de estudio son una pieza clave en el proceso de cambio y transformación educativa

En el marco del Nuevo Modelo Educativo, la Secretaría de Educación Pública presentó los nuevos planes y programas de estudio (Aprendizajes Clave para la Educación Integral), cuya primera fase entrará en operación en el ciclo escolar 2018-2019.

Los planes y programas de estudio son una pieza clave en el proceso de cambio y transformación educativa, promovida desde el inicio de la actual Administración.

A través de un esfuerzo conjunto, las autoridades educativas, maestras y maestros, expertos y asesores técnicos pedagógicos, tutores, entre otros actores, han trabajado activamente en la construcción de los nuevos planes y programas.

Son cinco los puntos clave del cambio pedagógico, para que los niños y jóvenes, sin importar su condición, tengan las mismas oportunidades, ante todo, aquellos que viven en las zonas más rezagadas del país.

En primer lugar, pasar de planes y programas de gran extensión a una mayor profundidad, que contengan los aprendizajes claves, para aprender, y aprender a lo largo de la vida.

En segundo, buscan una educación integral, con énfasis en temas académicos, como lenguaje, matemáticas, otras materias y el conocimiento del mundo natural y social, con el impulso del desarrollo personal, con la incorporación de las habilidades socioemocionales, y el aprendizaje de la educación física, así como de educación artística.

El tercer elemento es la autonomía escolar, para que el 80 por ciento del currículo de educación básica sea nacional y obligatorio, y el 20 por ciento restante lo determinen las escuelas, para profundizar en los aprendizajes claves, o si prefieren considerar otras actividades como talleres de lectura, de acuerdo con la realidad geográfica de cada plantel.

El cuarto eje es una mayor articulación entre los niveles de enseñanza, de preescolar a media superior, a efecto de tener un trayecto coherente e integral; y el quinto punto alude a la transformación en la manera de enseñar para que, como ejemplo, en español se pase de la memorización a la comprensión profunda del lenguaje; en matemáticas, ir más allá de números y fórmulas, a la manera de pensar y en el caso de la historia, transitar de la memorización a la generación de un pensamiento en el que se entiendan los procesos históricos y sus consecuencias.

Sin enbargo, estos cambios por sí solos son insuficientes, si no van acompañados de una transformación inicial de los maestros conforme a los nuevos programas, y con esta nueva visión, así como de un cambio en su capacitación continua para apoyar su desarrollo profesional y, por supuesto, requerirán de nuevos materiales educativos, medida que se dará a conocer próximamente, según la autoridad educativa. Estas acciones dan cuenta de un hecho insoslayable: la Reforma Educativa avanza, y avanza bien, en beneficio de millones de alumnos y maestros pertenecientes a los niveles básico y de educación media superior.

 

*Senadora del PRI

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónEl activista

El activista