El “intocable” se llama Del Mazo

Los priistas están jugando al triángulo perfecto, a que la elección se vaya a tercios exactos. Así, sin duda, ganarían.


En este juego peligroso que han desplegado los priistas en el Estado de México, el intocable se llama Alfredo del Mazo.

Así lo  ven desde el área blanquiazul, donde la propia Josefina Vázquez Mota ha desplegado sus armas en contra de la candidata de Morena, Delfina Gómez y no en contra del priista. O cuando menos, en muy menor medida.

Pero todo responde a una estrategia muy particular que traen cada uno de los partidos.

Según los datos del PAN, es absolutamente falso que Vázquez Mota se esté desfondando —y subrayan la palabra—. Sus números indican que Del Mazo va ligeramente arriba (apenas uno o dos puntos porcentuales) y detrás de él, Delfina y Josefina trenzándose. Unas veces la panista arriba, otras abajo.

¿Pero en qué consiste el juego que están jugando los priistas, a decir de los estrategas panistas?

En algo muy semejante a lo que intentaron los del PRI en Veracruz (ayudando al candidato de Morena frente al panista): En tener el tercio perfecto.

Por eso, indican, tantito suben (en las encuestas que se publican) a Josefina y la ponen en primero o segundo lugar; o bien la mandan al tercero. Están balanceando sus (supuestas) posibilidades, de acuerdo a como ven el panorama.

Pero eso es sólo en el papel, en los medios.

Lo cierto, alegan, es que ahorita cualquiera de los tres candidatos (PRI, PAN, Morena) tiene posibilidades de ganar la elección en el Estado de México.

El PRI tiene mayores posibilidades si la elección se va a tercios. Si logran el triángulo perfecto, el triunfo es suyo, reconocen sus contrincantes azules.

De ahí este juego peligroso –porque se les puede salir de control, como en Veracruz- que ha desplegado el priismo de subir y bajar a Josefina ante sus contrincantes, mientras Del Mazo nada de muertito.

A la candidata del PAN, en cambio, lo que le conviene es un escenario de dos, indican.

De preferencia con el priista, haciendo a un lado a la de Morena (sobre todo, por lo que ello implica para el 2018 frente a Andrés Manuel López Obrador. Se trata de quitarle piso al tabasqueño desde ya).

Así que en esta historia, dicen,  los priistas están muriéndose de risa mientras el junior del grupo Atlacomulco se ha convertido en el intocable de la contienda.

-0-

ESTA SEMANA ES CLAVE.- En toda campaña hay un momento crítico. Para la del Edomex, esta semana es definitoria. Es ahora cuando los sectores indecisos (25-26%) van a ir definiéndose y cuando los grupos de poder determinen hacia dónde jalar.

A decir de los panistas, si en este periodo cumplen sus metas de adhesión, la historia será muy diferente al script propagandístico que traen los medios.

-0-

GEMAS: Obsequio de Emilio Gamboa (PRI): Josefina no cuenta.

 

¿Te gustó este contenido?