Internet gratuito en marcha

Los postores deberán evaluar las fuertes inversiones que se requieren para interconectar una red interurbana

Andrés de la Cruz  / Big data / El Heraldo de México
Andrés de la Cruz / Big data / El Heraldo de México

La publicación de la CFE de sus prebases de licitación del arrendamiento de un par de hilos de fibra óptica oscura instalada en su red de transmisión y distribución constituye de facto el inicio de la estrategia de la administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador para hacer realidad el Internet para todos, y cumplir con lo establecido en la Constitución, respecto a que el Estado debe garantizar el derecho de acceso a las TIC y al Internet de banda ancha.

La red de fibra óptica de la CFE tiene una longitud de unos 44 mil kilómetros instalados en su red de transmisión y otros siete mil en su red de distribución.

Resalta el utilizar como criterio para llevarse la licitación, además del componente económico, prestar de manera gratuita en un plazo máximo de tres años Internet en 300 mil sitios públicos. Se definen 8,535 como puntos prioritarios por encontrarse en poblaciones con alto nivel de marginación, que deben conectarse en un plazo máximo de seis meses a partir de la firma del contrato entre CFE y el licitante ganador; 3,619 unidades médicas rurales, 2,456 cabeceras municipales y 1,556 plazas públicas, entre otros.

Otros puntos a conectar gratuitamente son hospitales, centros de salud y centros de educación media y superior.

El tendido de fibra óptica en la red de transmisión involucra una buena cantidad de segmentos que no están interconectados y la red de distribución la integran tendidos que conectan puntos específicos, de la propia CFE o de clientes determinados; la infraestructura involucrada es primordialmente fibra que enlaza poblaciones, no hay tendido de última milla para conectar a usuarios finales de los servicios. Por tanto, los postores deberán evaluar las fuertes inversiones que se requieren para interconectar una red interurbana, y para darle la capilaridad para conectar 300 mil puntos específicos de nula rentabilidad económica, el servicio será gratuito.

La noticia no divulgada por las autoridades es la muy probable suspensión de la licitación de la red troncal que había iniciado Telecomm desde 2018 utilizando la figura de asociación pública-privada, APP. Involucra dos pares de fibra obscura tendida en la red de la CFE, con una longitud de 25 mil kilómetros, y cuyo principal criterio de asignación es la cobertura poblacional; los licitantes deberían ofrecer crecer la red como mínimo a 35 mil kilómetros. No encuentro un escenario en el cual sea económicamente rentable explotar dos redes de alta capacidad en zonas de bajo poder adquisitivo.

Entonces, la pregunta es ¿cuál sería la política pública para dar cumplimiento al transitorio constitucional de 2013, que obligó a la CFE a ceder su concesión de red pública de telecomunicaciones a Telecomm, dándole a este último el acceso a banda ancha, y de ejecutar una robusta red troncal de cobertura nacional?.

¿Conoceremos los mecanismos para dar cumplimiento a este mandato constitucional?, o estamos ante la falta de coordinación entre autoridades del sector.

[email protected]

@acvielma

¿Te gustó este contenido?