¿Interferencia? o ¿No?

Tras la polémica en el campeonato de la Confederación Nacional en la NFL, se cambió la regla para evitar debates

¿Interferencia? o ¿No?

Si les pregunto por un par de momentos cumbre de la temporada anterior en la NFL es muy probable que coincidamos en ambos: el título de los Patriotas, y la interferencia de pase no señalada a Nickell Robey-Coleman, de Carneros contra Tommylee Lewis, de Nueva Orleans, en el juego de campeonato de la Conferencia Nacional, misma que con toda seguridad evitó que los Santos disputaran el Trofeo Lombardi.

El error de los oficiales fue tan lamentable como increíble, ya que no sólo fue evidente en exceso, sino también, porque para los encuentros de playoff la liga utiliza árbitros estrella, designando a quienes obtuvieron las mejores calificaciones en cada posición durante la campaña regular.

Tras tremenda pifia no había forma de resarcir a Nueva Orleans. Sin embargo, se debía hacer algo a futuro para evitar que se volviera a presentar un caso como éste.

En marzo, los dueños de los equipos aprobaron el uso de la repetición para la interferencia de pase a la ofensiva y a la defensiva, por 31-1 (Cincinnati votó en contra).

Y hace unos días, el Comité de Competencia dio luz verde al cambio de regla que entrará en vigor de manera experimental la próxima temporada, y dependiendo de los resultados se modificará, eliminará, o adoptará definitivamente.

De acuerdo a la oficina de operaciones de la NFL, los entrenadores podrán solicitar la revisión como parte de sus dos desafíos por encuentro, hasta que resten 2 minutos en cada mitad o tiempo extra, momento en el que el oficial de repetición podrá detener el encuentro cuando exista evidencia visual, clara y obvia que una interferencia haya ocurrido, o no, basado en la acción en vivo o en las repeticiones iniciales. La interrupción se producirá bajo un criterio más estricto que para otras jugadas revisables para evitar detenciones excesivas.

Sólo se cambiará una decisión, de existir evidencia visual, clara y obvia que la determinación fue incorrecta. Por regla, una interferencia es un acto que le evita a un rival, de manera significativa, la oportunidad de hacer una jugada por el balón.

Todas las jugadas de pase serán sujetas a revisión, incluyendo el Ave María.

Hace unas semanas había una corriente que, ante el temor de un alto número de detenciones en los 2 últimos minutos, o tiempo extra, sugería que la solicitud de repetición emanara de los entrenadores, lo que hubiera cambiado la estrategia el manejo de sus tiempos fuera (para pedir un desafío se debe contar al menos con un tiempo fuera).

No prosperó.

La iniciativa me parece muy buena, pero si hay una jugada que se presta a la subjetividad es justamente la de interferencia de pase. El tiempo dirá.

Por ENRIQUE BURAK

¿Te gustó este contenido?