Injusticia hacia militares

Netlog

Vulnerables han quedado nuestras fuerzas armadas por la displicencia social y política en la que nos hemos enredado desde el 7 de diciembre de 2006, cuando el entonces presidente Felipe Calderón declaró la guerra contra el crimen organizado al lanzar el Operativo Michoacán.

Pocos se han indignado con el asesinato de cuatro soldados a manos de huachicoleros, el jueves pasado en Puebla, mientras que cuando se trata de casos en que miembros del Ejército, la Marina o Policía Federal abaten a delincuentes, sobran los activistas y las voces que exigen se les aplique todo el rigor de la ley.

Por ejemplo, el caso Tlatlaya: se acusó a ocho militares de fusilar, el 30 de junio de 2014, a 22 presuntos secuestradores. Para procesarlos bastó sólo el testimonio de una de las cómplices de los abatidos. Al final la justicia exoneró a los acusados, pero la satanización mediática fue efectiva.

Por otro lado, el informe Campaña permanente contra el narcotráfico, de la Sedena, indica que de diciembre de 2006 a febrero pasado, 496 de sus tropas han caído en la lucha contra el crimen. Por supuesto son delitos impunes.

La lista de militares caídos la encabezan Tamaulipas con 120 casos, Sinaloa con 60, Michoacán 54, Guerrero 39 y Chihuahua 27. Son soldados que seguramente tenían familia (madres, hermanos, hermanas, esposa, hijos), para los que nadie exige justicia, ni se realizan marchas a su favor.

Y nuestros legisladores ni siquiera son capaces de mostrar un signo de voluntad política para proteger a estos soldados, pues otra vez la Cámara de Diputados cerró un periodo ordinario de sesiones, sin aprobar la Ley de Seguridad Interior, con la que se busca regular la actuación de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad.

***

Una ligera caída de la candidata de Morena al gobierno del Estado de México en las encuestas internas de su partido, modificó el discurso de su jefe máximo, AMLO, respecto a las alianzas. Pero lo hizo con ese tacto que tiene para parecer que su giro responde a una apertura de buena fe y no a un asunto de dividendos electorales.

El viernes, el tabasqueño se dijo dispuesto a ir en alianza al 2018 con el PRD, partido con el que, antes, no iría ni a la esquina, pero lo condicionó a que, ahora, apoye a sus candidatos, sobre todo en el Estado de México, donde el priista Alfredo del Mazo va como puntero por al menos tres puntos porcentuales.

Estrategia que, prevén en Morena, resultará efectiva para atraer votos a Delfina Gómez, pues aunque saben que el PRD rechazará la convocatoria de AMLO, apuestan a que militantes de a pie atiendan el llamado.

Plan con maña, muy bien diseñado.

***

En el visor.- Revive el cine mexicano: Cómo ser un latin lover, protagonizada por Eugenio Derbez y Salma Hayek recaudó más de 137.9 millones de pesos en tres días y la han visto dos millones 750 mil personas. Y en Estados Unidos esta cinta producida por Pantelion Fims, integrada por Televisa Cine y Lionsgate, ya recaudó 20 millones 653 mil 320 dólares.

Columna anterior: Zepeda ya ganó

¿Te gustó este contenido?