Inicio trompicado de AMLO

Inicio trompicado de AMLO

Para nadie es un secreto que Andrés Manuel López Obrador es hoy el precandidato presidencial más aventajado. Las encuestas lo ubican desde hace meses como el puntero de las preferencias. Sin embargo, esa película ya la vimos. En el 2006 y en el 2012, también encabezaba las preferencias electorales. Ufano, llegó a presumir que llevaba diez puntos de ventaja sobre su más cercado competidor. El resultado lo conocemos, las dos veces anteriores perdió la elección y en ambas alegó fraude.

Es cierto que en las elecciones presidenciales anteriores la guerra sucia contra López Obrador ha sido despiadada. La historia nos demuestra que el peor enemigo de Andrés Manuel es López Obrador. En el inicio de está precampañas 2017 parece que la historia se repitiera. Apenas van tres días efectivos de precampañas y las pifias del abanderado de Morena ya comenzaron.

Primera pifia: Comenzó por declarar que considera la posibilidad de otorgar amnistía a los narcotraficantes para pacificar al país. En esta ocasión, luego de una mala declaración, no puede recurrir a la denostación de los medios y los periodistas para zafarse del error. Su declaración fue clara y pública, y no dejó posibilidades de culpar a la prensa inmunda al servicio de la mafia del poder. Y como no está en su naturaleza admitir un error, López Obrador insistió. Afirmó que no podía cerrarse a ninguna posibilidad para devolver la paz a los ciudadanos. Incluso, aseguró que lo sometería a una consulta pública.

Segunda pifia: Fue muy evidente la incomodidad que le provocó que José Antonio Meade se convirtiera en precandidato del PRI a la Presidencia. Ante la falta de argumentos, López Obrador recurrió a los adjetivos. Le llamó pelele y señoritingo. Tuvo la misma reacción cuando Ricardo Anaya se auto impuso como precandidato de la coalición Por México al Frente. Arrasó parejo, los llamó pirrurris y les recomendó salir a de la Ciudad de México para asolearse porque ambos están blanquitos. Esa referencia que algunos consideran racista no abona puntos positivos al líder de Morena.

Tercera pifia: Al registrarse como precandidato ante el INE hizo una serie de propuestas populistas y asistencialistas. La más polémica es que dará una salario de 3 mil 600 pesos mensuales a los ninis, aquellos jóvenes que no estudian ni trabajan. Las cifras no solo no coinciden con las mediciones internacionales del fenómeno, sino que su intención de ayudar a esos muchachos no solo no los saca del problema. No habla de una política de Estado que dé oportunidades académicas y laborales para verdaderamente sacar adelante a esos siete millones de ninis.

Cuarta pifia: La adhesión del Partido Encuentro Social, el más ultraconservador de los partidos, le está causando inconformidades en Morena. La comunidad lesbico-gay ya se manifestó en contra. Esos votos podrían ser determinantes en un resultado cerrado de la elección el año que entra. Insisto, López Obrador no suele reconocer sus errores y lo volvió a hacer. Horas después dijo que no traicionará su agenda progresista a favor de las libertades y el derecho a la diversidad sexual. Pidió a los presentes votar a mano alzada si aceptaban o no la alianza con el PES. Asunto resuelto. Y esto apenas comienza.

Bon appétit

En Sinaloa, el exsecretario de salud del gobierno anterior, Ernesto Echeverría Aispuro, recibió dos inhabilitaciones por 7 y 8 años para ocupar cargos públicos y tendrá que pagar una multa de 481 millones de pesos. Junto con él, también fueron sancionados dos de sus colaboradores. Al mismo tiempo, su exjefe, el exgobernador Mario López Valdez comía plácidamente en uno de los restaurantes más caros de la CDMX.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano