El inglés es el dolor de cabeza de los mexicanos

Más que hablar de carreras del futuro, nos dice que aquéllos que quieran competir en este mundo de salarios, deben dominar el inglés

El inglés es el dolor de cabeza de los mexicanos

Este año no fue tan malo como esperaba Arleth Leal Metlich, directora asociada de RedRing. Al contrario, repuntó la contratación de trabajadores mexicanos al darse cuenta las empresas de que Donald Trump no les causaría el daño planteado en campaña.

Esta empresaria tiene de 10 mil a 14 mil empleados, dependiendo del periodo, por ejemplo, ahora en tiempo de fiestas y compras, llegan al máximo. Ella inició su primera empresa a los 20 años, es licenciada en Relaciones Industriales de la Ibero y a finales del año pasado advertía que con la llegada del republicano podría darse una repatriación grande de paisanos en busca de empleo y formas de regresar.

Asimismo, las inversiones estarían detenidas por un tiempo, mientras la incertidumbre se despejaba. Ella recomendaba cuidar los empleos, no venían tiempos de crecer en las compañías y si había que ahorrar, los eslabones más débiles tenían que romperse.

RedRing es una empresa de origen y capital mexicano enfocada a la prestación de servicios para outsorcing y administración Recursos Humanos. Tiene más de 16 años de experiencia en México, recuerda Arleth para fijar su punto.

El punto es que la repatriación masiva nunca llegó y las empresas sí crecieron. Eso fue bueno para el país, pero podría ser mejor.

Nos confía que una gran empresa de telecomunicaciones, estadounidense, propuso crear su centro de llamadas y atención en este país, pensando que llegarían miles de migrantes que dominaban el inglés a buscar un espacio laboral.

La fórmula de esta empresa era perfecta, atención global desde México, aprovechando la contracción de la industria y el efecto Trump.

Fue mucho más fácil de lo que esperábamos, esperábamos la catástrofe, confía tiempo después, cuando el gobierno anuncia incluso un récord de empleos formales.

 

Pasando el primer trimestre vimos que no había pasado nada, en el segundo igual, y ahí toman vuelo las compañías contratando

 

En este fin de año, por ejemplo, la contratación temporal creció 15 por ciento frente a 2016. El año que viene creen que viene con un buen efecto, no será malo en materia laboral, tiene impulso.

Dice además que hoy están en el ojo de huracán. Tienen que entregar cada mes a sus clientes toda la información del IMSS, que están dados de alta, que pagan las cuotas, mes a mes, tienen que reportar ante la autoridad, muchos requisitos para el outsourcing.

No podemos revelar porque podemos ser penalizados el nombre de sus clientes, pero esto da cuenta de que la industria tecnológica en nuestro país tuvo un buen año y que cada día se hacen más profesionales. Una de las estrategias es cambiar entre empresas a sus empleados, que los temporales tengan posibilidad de crecer dentro o fuera.

Lo cierto es que hay miles de puestos disponibles y bien pagados, nos confía, abiertos. El problema que tienen es que los que lo solicitan, no hablan inglés. Más que hablar de carreras del futuro, nos dice que aquéllos que quieran competir en este mundo de salarios, deben dominar ese idioma. Y desgraciadamente, somos pocos los mexicanos que tenemos ese skill.

¿Te gustó este contenido?