IMSS, no se murió de milagro

Un detallado informe sobre la situación financiera del IMSS 2016/2017 señala que los afiliados tienen garantizada la seguridad social los próximos 3 años

Después de que la administración de Felipe Calderón dejó in artículo mortis al Instituto Mexicano del Seguro Social, porque malgastaron los recursos, en los primeros cuatro años de este sexenio hicieron el milagro de que el organismo no se muriera; más aún, le extendieron la vida hasta el 2020.

Un amplio y detallado informe sobre la situación financiera del IMSS 2016/2017, que presentó al Ejecutivo Federal y al Congreso del Unión), Mikel Arriola, titular del  Instituto,  señala que  gracias a que se ordenaron las finanzas, se redujo el gasto corriente,  a los ahorros considerables en la compra consolidada de  medicamentos, contratación de servicios integrales, incremento de 18%  de los ingresos obreros patronales… la población afiliada tiene garantizada la seguridad social los próximos tres años. Posteriormente, la supervivencia dependerá de lo que hagan los próximos titulares.

Según el informe, la administración calderonista dejó en quiebra técnica al IMSS, pues su viabilidad financiera estaba garantizada hasta el 2014, lo que obviamente puso los pelos de punta a quienes en este sexenio se hicieron cargo del paciente —José Antonio González Anaya, primero, y Mikel Arriola–,   que le hicieron una trepanación financiera, para evitar su muerte. El 2016 fue el primero en los últimos ocho años donde no se utilizaron reservas financieras, por lo que registró un superávit de 6 mil 400 millones de pesos.   En los últimos tres años de Calderón, se usaron más de 58 mil 500 millones de pesos.

¿Qué hicieron Juan Molinar Horcasitas (q.e.p.d), y Daniel Karam, los dos titulares en el sexenio pasado? Pues se empeñaron en darle en la madre, pensaría cualquiera.

 

AGENDA PREVIA

El ex Procurador de Justicia de la City, Rodolfo Félix, a quién le dieron cuello por su desastrosa actuación en el operativo de la discoteca News Divine, donde murieron 12 personas, está de regreso en la grilla y la tenebra. Ahora se dedica a boicotear, dicen, las reformas que con urgencia requiere el Nuevo Sistema de Justicia Penal, para que la portación de armas de alto calibre y uso exclusivo del ejército sea considerada como un delito grave, entre otros cambios que hay que hacerle al sistema.   ¿A quién le conviene que haya más delincuentes en las calles? ¿A Marcelo Ebrard?

El pasado lunes nos enteramos de que las instalaciones de Megacable fueron cateadas por agentes de la PGR, quienes localizaron evidencia del delito de piratería de señales. La respuesta oficial de la empresa fue culpar a Televisa, y de paso darle un raspón al IFT por no aclararle al operador en dónde sí y en dónde no puede tomar señales bajo la norma Must-Carry y Must-Offer. ¿Una compañía que no sabe cómo aplicar una regla de la Constitución y dicho por alguien que representa a una empresa con más de 30 años de experiencia en el mercado de las telecomunicaciones y poco más de 6 millones de clientes?

 

Columna anterior: ¿Afinar el NSJ o cambiarle el motor?

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano