IMPI: 25 años de evolución transformando a México

La creación del IMPI coincide con el inicio de esa transformación constante de México al participar en los mercados internacionales

IMPI: 25 años de evolución transformando a México

Toda transformación que la humanidad ha experimentado implica actividad intelectual: desde el descubrimiento y aprovechamiento del fuego y la rueda, hasta los biotecnológicos de alta generación y programas de cómputo que hoy nos llevan a los grandes retos que implica la llamada inteligencia artificial.

La actividad intelectual, cuyo móvil es la satisfacción de necesidades para participar en un mercado a través de su exteriorización y protección, ha llegado a convertirse en el activo de mayor valor económico empresarial. Actualmente, los intangibles alcanzan 85 por ciento de dicho valor, cuando hace apenas 40 años llegaban a sólo 25 por ciento.

En este lapso hemos llegado a la economía del conocimiento, cuyos pilares son innovación, creatividad y competitividad. Para generar valor a partir del conocimiento, éste debe protegerse a través del Sistema de Propiedad Intelectual (PI), pues son los derechos de éste los que permiten que los frutos de la innovación lleguen al mercado.

Nuestro país participa de la sociedad y economía en la cual, la mentefactura protegida se materializa en lo Hecho en México y también en lo Creado en México. Esto es posible, entre otros, por contar con un sistema de PI fuerte y dinámico encargado desde hace casi 25 años al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

La creación del IMPI coincide con el inicio de esa transformación constante de México al participar en los mercados internacionales; su nacimiento obedece al boom de activos intangibles (finales del siglo XX), el cual coincide a su vez con los acuerdos de libre comercio más modernos de esa época: TLCAN y los relativos al sistema OMC, en los cuales se contemplaron disposiciones de fomento y protección de los derechos de Propiedad Intelectual. Era necesario contar con un organismo descentralizado para hacer frente a los altos estándares acordados por las partes.

Durante estos 25 años, los frutos de la actividad intelectual han aumentado, tanto en número como en complejidad, gracias a la inercia misma de la sociedad y de la economía del conocimiento; nuestros usuarios nos han empujado para ser innovadores en proteger la innovación.

Hoy, más y mejores herramientas son una realidad. Por ejemplo, la digitalización de los archivos y trámites ante el IMPI permiten consolidar la cultura de PI entre los mexicanos, acercando y brindando servicios de calidad a nuestros usuarios a quienes nos debemos.

Nuevas transformaciones vendrán y es por ello que todos los que estamos en contacto con el Sistema de PI, debemos velar para que el IMPI siga fortaleciéndose y modernizándose para hacer frente a los retos que deriven de la insaciable e incansable mentefactura.

 

MTRO. MIGUEL ÁNGEL MARGÁIN

DIRECTOR GENERAL DEL INSTITUTO MEXICANO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL (IMPI)

@MA_MARGAIN

 

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas

Sacapuntas