Impactar sin hablar

La presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic, y la modelo Mara Martin hicieron declaraciones internacionales sin decir una sola palabra

Impactar sin hablar
La presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic, lo hizo durante todo el Mundial, en donde ella se pagó los boletos de avión y las entradas a los estadios, viajó en clase turista y renunció a la zona VIP para convivir junto con los aficionados. 
Por si fuera poco, Grabar-Kitarovic se descontó el salario correspondiente a los días que estuvo en el evento. Pero lo que la convirtió en la persona más popular fue su comportamiento durante la ceremonia de clausura donde, pese a la derrota de su equipo, abrazó cálidamente a todos los jugadores, no solamente a los de su país, y se mostró muy amigable y cariñosa con el presidente Emmanuel Macron. Su expresión facial en todo momento era de genuina felicidad, se le veía y sentía la pasión y solidaridad con su equipo, por estar ahí, por haber llegado hasta la final.
La sencillez de su atuendo, con la camiseta puesta de su equipo, contrastando fuertemente con la formalidad de los otros mandatarios. Otro aspecto que llamó la atención fue que, aunque llovía, a ella no le importó mojarse, mostrándose feliz, contrario a la actitud del presidente de Rusia, quien se mantuvo distante, rígido, frío y custodiado por guaruras que detenían un paraguas sobre de él.  Putin entregaba las medallas a los jugadores seguido por un fuerte apretón de manos y algo que no se alcanzaba a entender que salía de su boca. Tal fue el impacto de la presidenta que, según Mediatoolkit, las menciones en redes sociales sobre ella superaron en un 25 por ciento a las de su Selección. Y todo esto sin decir una sola palabra. Denotó integridad, autoridad y pasión con cada gesto.
En otro contexto, la modelo Mara Martin, quien desfiló en la pasarela de Sports Illustrated en el Miami Swim Week Show, amamantando a su bebé de cinco meses, Aria, quien tenía puestos unos audífonos para bloquearle el sonido del evento, causó también un impacto social muy importante, siendo ésta la primera vez que esto sucede en un desfile. Con este acto, la modelo de Michigan apareció en todas las redes sociales, en donde la llamaban una inspiración que representa a las mujeres por su habilidad de hacer muchas cosas a la vez, por ayudar a quitar el estigma de amamantar en público y aludió con ello a todo el movimiento que existe de tener una imagen corporal saludable.
Mujeres completamente diferentes, en campos opuestos, pero ambas con la habilidad de comunicar y de impactar sin abrir la boca, llegando a donde muchos quisieran: a los corazones de las personas.  Porque se te puede olvidar lo que alguien te dijo, pero nunca lo que te hicieron sentir, y puedo imaginar perfectamente cómo se sintieron los croatas al ver a su presidenta ahí, o como se sintieron los jugadores al abrazarla ese día.  Al igual que me siento identificada con la modelo que tiene que trabajar, pero también tiene que amamantar a su hijo, y a veces resulta muy difícil el poder balancearlo todo.  Así que las aplaudo, pues en estos dos actos, el mensaje quedó clarísimo.
Esto nos deja una enseñanza: el tener influencia va más a allá de ser el que más habla, ser influencer es saber evocar emoción en el receptor.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano