Más de 140 mil muertos por COVID en México

Contar bien los fallecimientos por COVID, no solo es un acto mínimo de justicia y empatía, sino de rigor científico y metodológico que debería ser útil para tomar decisiones y trazar políticas públicas

Manuel López San Martín / Definiciones / Heraldo de México

Del costal de inconsistencias que acompañan al subsecretario López-Gatell, que pasan por los errores en sus estimaciones, las incontables fallas pronosticando picos y aplanamientos de curva inexistentes, el uso o no del cubrebocas y la endeble explicación de por qué México es el país que menos pruebas aplica dentro de las naciones que integran la OCDE, hay una que por la ligereza con que ha sido abordada y lo dramática que resulta, es de horror. Refleja un drama. Los decesos por COVID.

Nuestro país ha llegado a las 46 mil muertes en la cifra oficial –a menos de 200 del Reino Unido, tercer país con más fallecimientos en el mundo, y solo detrás de EU y Brasil-, pero el dato real sería mucho más doloroso. Hablaríamos de más de 140 mil mexicanos muertos. Contarlos bien, no solo es un acto mínimo de justicia y empatía, sino de rigor científico y metodológico que debería ser útil para tomar decisiones y trazar políticas públicas. Conocer no solo cuántos, sino dónde (en hospitales o en casa) y por qué (¿tuvieron acceso a atención médica?) murieron, debería ser columna vertebral del diagnóstico que llevará a las autoridades a definir acciones eficaces para detener la espiral de horror.

***

Dos estudios, realizados con rigor científico, basados en información pública y datos oficiales que permanecen escondidos, dibujan un panorama más próximo a lo real.

Mario Romero Zavala, director de Retio Base, y la economista LaurianneDespeghel ha desarrollado un programa para calcular el exceso de mortalidad y poder contrastar los datos oficiales que se presentan en torno a las muertes por coronavirus, y aproximarnos a una cifra que refleje la verdad. Sus publicaciones, orillaron a la secretaría de Salud a hacer público –de manera parcial, en 20 de 32 entidades- el pasado fin de semana el exceso de mortalidad. Lo presentado confirma sus propios cálculos: la cifra oficial hay que multiplicarla por un factor superior a 3.

La base de datos de Salud, actualizada al 28 de junio representaba -para las 20 entidades que se publicaron- 22 mil 975 defunciones confirmadas, pero un número de muertes en exceso de 71 mil. Esos 71 mil corresponderían hasta la semana 26 del año, sin embargo, para la semana 31 –en la que nos encontramos- ese número ha crecido. El factor por el que habría que multiplicar cada deceso registrado oficialmente, es 3.09.

Romero Zavala estima, basado en los datos oficiales (además de lo reportado por INEGI y el Registro Civil de la CDMX), que, si la cifra oficial arroja 46 mil muertes, habría en realidad poco más de 140 mil fallecidos en exceso este 2020: casi 900 mexicanos por millón, que sería un dato por encima del que reporta EU, Bélgica o Italia.

Son datos duros no son interpretaciones. Son las cifras que arroja esta trágica realidad.

***

El doctor Raúl Rojas de la Universidad Libre de Berlín, ha desarrollado también un modelo científico. El matemático mexicano estima unos 170 mil decesos en nuestro país.

Basado también en la cifra reportada por la secretaría de Salud por exceso de mortalidad, calculó hace unos días que hay más de 100 mil personas fallecidas adicionales a las que normalmente tenemos en la primera mitad del año. La única causa posible es COVID porque es la única diferencia entre 2018, 2019 y 2020, me dice.

Solamente 1 de cada 4 muertos se ha estado reportando así que esos cuarenta y tantos mil muertos que reporta oficialmente la Secretaría de Salud al día de ayer son algo así como 170 mil muertos realmente, son los que hay que esperar que aparezcan ya en las estadísticas oficiales cuando se dé a conocer toda la mortalidad para 2020, apunta.

Lo que están reportando como cifras oficiales, solo es una cuarta parte de la realidad, remata.

***

Hace una semana, la revista Bloomberg recogiendo datos oficiales, señaló que, por ejemplo, en Baja California, del total de personas hospitalizadas, el 49% muere. En Guerrero, el 47%. En Chihuahua, 41%. En CDMX, 38%. A nivel nacional, en promedio, 36% de quienes ingresan al hospital con síntomas de Covid, fallecen. El 88% de ellas, en camas de hospitalización general, solo 12% en unidades de terapia intensiva.

Pese a ello, el subsecretario de Salud López-Gatell habla de éxito en la estrategia porque los hospitales no se han desbordado. Sus aseveraciones, chocan con la realidad.

Hay miles de mexicanos que han muerto en su casa, porque se insistió buena parte de la pandemia que ante los primeros síntomas lo mejor era quedarse en casa y no ir a hospitales para no saturarlos, y miles más que nunca llegaron a una cama de terapia intensiva aun estando en un hospital. Miles han llegado muy tarde a recibir atención médica: 25% falleció a los dos días de ingresar; el 50% antes de una semana. Es el horror de la muerte en tiempos de COVID

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN
M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM 
@MLOPEZSANMARTIN

lctl

Escucha aquí nuestro podcast sobre coronavirus

Notas relacionadas

Hubo un error al cargar las notas.