Plastiqueros por las Zonas Económicas Especiales

El gremio plastiquero sabe que se vive un momento coyuntural para su crecimiento, y uno de sus objetivos a mediano plazo es reducir el margen de importación


La industria del plástico en nuestro país está valuada en casi 30 mil millones de dólares, genera alrededor de 265 mil empleos de forma directa y 550 mil de manera indirecta, y es uno de los sectores que, además de estar muy involucrado directamente con el automotriz, salud, embalaje, tecnología, entre muchos más, crece entre 6 y 8 por ciento anualmente.

 

Justo la semana pasada, la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC), que encabeza Juan Antonio Hernández, llevó a cabo por cuarta ocasión en la Ciudad de México el Foro de Materias Primas, evento que congrega a las más destacadas organizaciones e instituciones de la industria energética de México a fin de que sus agremiados se informen acerca de los acontecimientos más recientes en cuanto a los insumos de dicha industria.

 

Destacaron ponentes de firmas como Platts, ICIS e IHS. Consultoras con referencia mundial en temas de energía. Sin embargo, lo interesante del evento fue la firma del Acuerdo de Cooperación e Intercambio de Información entre la Anipac y la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (AFDZEE).

 

Las Zonas Económicas Especiales, que encabeza Gerardo Gutiérrez Candiani, son delimitaciones geográficas que realiza el gobierno federal con el objetivo de mejorar las relaciones políticas, sociales y sobre todo económicas de los estados vecinos entre sí.

 

El propósito del compromiso entre la Anipac y la AFDZEE es el de impulsar a los empresarios de esta rama productiva para que se conviertan en parte de la cadena de valor de las empresas que se establecerán en las distintas Zonas Económicas del país, como Lázaro Cárdenas, en Michoacán; Salina Cruz, Oaxaca; Coatzacoalcos, Veracruz; Puerto Chiapas, y Puerto Progreso, en Yucatán.

 

Así, el gremio plastiquero sabe que se vive un momento coyuntural para su crecimiento, y uno de sus objetivos a mediano plazo es reducir el margen de importación que actualmente es de cuatro mil millones de toneladas, proveniente de países como China, principalmente.

 

DESINFORMACIÓN

 

Tal parece que alguien está desinformando al perredista Rafael Hernández Soriano sobre el tema que preside en la Comisión de Seguimiento del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México de la Cámara de Diputados, pues dice que la inauguración del NAICM ya se pospuso una vez de 2018 hasta 2020 y que según información de Adriana  Lobo, de la empresa CTS Embarque, podría alargarse hasta 2023.

 

Desde un principio se dijo que por su magnitud el nuevo aeropuerto no sería concluido por la administración federal actual y se fijó el 2020 como el año de arranque de operaciones. Por otra parte, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México nos asegura que a Lobo ni la conocen.

 

Columna anterior: Salud al bolsillo

¿Te gustó este contenido?