Las mentiras de Graco

Graco Ramírez despotricó contra el presidente y el secretario Ruiz Esparza, a quienes, según él, había advertido que no debían inaugurar el Paso Express


Por todos lados nos cuentan que durante la comparecencia de ayer en el Senado de la República, Graco Ramírez, gobernador de Morelos, despotricó contra el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario Gerardo Ruiz Esparza, a quienes, según él, había advertido que no debían inaugurar el Paso Express.

Envuelto en la bandera de indignado, el perredista con impecable traje oscuro y corbata a rayas, caminaba como héroe alrededor de la Junta de Coordinación Política.

Nadie le aplaudía, todos lo miraban con desenfado, no le creen. Su exposición cae en el ridículo al quererse deslindar de un problema en el que todas las autoridades y empresas involucradas son corresponsables.

Hablando de advertencias. El miércoles 21 de agosto, en la portada de El Heraldo de México, se informó que la Cruz Roja Mexicana advirtió a Protección Civil de Morelos que no debía utilizar una grúa para realizar las labores de rescate, sin embargo, el equipo del gobernador perredista ignoró las recomendaciones y siguió con las maniobras, hecho que como lamentablemente sabemos acabó con las vidas de Juan Mena López y su hijo Juan Mena Romero.

Los peritajes confirman que estas personas fallecieron por asfixia y no por el impacto entre el auto en el que viajaban y el suelo.

Graco Ramírez nunca mencionó las maniobras de su director de Protección Civil, solo se dedicó a querer salvar su reputación y señalar a otros actores políticos más visibles.

El pasado 14 de julio de 2017, Isacc Oxenhaut Gruszko, coordinador Nacional de Socorros de la Cruz Roja Mexicana, narró todo lo acontecido el pasado 12 de julio en el accidente del Paso Exprés. A las 5:48 horas se recibió una notificación vía radio por parte del CRUM en donde informaban que se colapsó la carretera y un vehículo se fue al socavón. Un minuto después, la Cruz Roja activó tres unidades de rescate: MOR-051, MOR-050 y MOR-041.

A las 5:56 horas arribó al lugar del socavón la primera unidad de rescate, en donde José Castañeda y Pedro Enríquez verificaron las condiciones de seguridad externas y el área afectada. Además, solicitaron apoyos adicionales debido al riesgo que representaba ingresar a un socavón de cinco o seis metros de profundidad.

El personal advirtió que existía deslizamiento mínimo de arena, tierra y piedras, por lo que se retiraron del lugar a una distancia de 100 metros.

A las 6:09 horas, los rescatistas de la Cruz Roja se ponen a disposición de Protección Civil de Cuernavaca, de Fernando Manríquez, quien toma el mando de las labores de rescate de acuerdo con el Artículo 26 de la Ley de Protección Civil de Morelos. No sin antes proponer la instalación de una tirolesa para la inspección interna.

Hasta la fecha, Graco Ramírez nunca ha admitido que Protección Civil de Morelos es corresponsable del accidente del Paso Express, solamente dice que se construyó con irresponsabilidad y que no presentaba las mejores condiciones técnicas. Bueno, también comenzó a gritar por todos lados que él sabía que eso iba a pasar y que se lo advirtió hasta al Presidente de México.

Por la tarde, el titular de la SCT dijo que Graco Ramírez Garrido Abreu en ningún momento le hizo referencia alguna de aspectos faltantes o de algún riesgo que pudiera poner en riesgo la operación de la vialidad y menos que pudiera formarse un socavón.

Si él sabía que algo así iba a pasar, dijo Esparza a un grupo de reporteros, queda sin duda como una omisión al cumplimiento de la ley.

Columna anterior:eNomina se posiciona en México

¿Te gustó este contenido?