Heriberto M. Galindo: El papel de la Fundación Colosio de cara a un PRI por renovarse

La estructura organizativa de la Fundación debe cambiar, actualizarse y ampliarse, para convertirla en un verdadero y gran Think Tank

Heriberto M.  Galindo: El papel de la Fundación Colosio de cara a un PRI por renovarse

¿Cuál es la tarea más significativa que debe encarar la Fundación Colosio en el presente y para los próximos años?

Asumiendo que el mundo se encuentra en un período de intenso cambio, en el que concurren nuevas ideas y también retrocesos conceptuales y que somos testigos de la resurrección de viejas amenazas que creíamos superadas; el PRI requiere refundar sobre nuevos pilares su órgano de pensamiento y análisis político.

Se debe encarar ese cambio y esa incertidumbre con una nueva institución que actualice y ponga al día al partido, a sus militantes y a la clase política de toda la nación en materias programática, estratégica, teórica, educativa, y mediática.

Corresponde a la Fundación fungir como parte sustantiva del centro articulador de los consensos de una gran alianza que defina los objetivos de largo plazo, las estrategias y las políticas de estado que orienten la hoja de ruta de México como potencia en el marco internacional.

Lograr un acuerdo en lo fundamental de todas las fuerzas, grupos y personalidades que concurran en un programa de largo aliento que sea meta común de todos los mexicanos, es la tarea primordial, de presidente, de su equipo, del partido y de su centro de diseño estratégico que es o debe ser la Fundación.

Se trata de conquistar el máximo de comunes denominadores para que México pueda librar las crisis internacionales, las dificultades económicas y la volatilidad del poder en nuestro vecino del norte.

De esa tarea refundacional se desprenderán cambios sustantivos en la visión programática y en los documentos básicos del partido, en el diseño del ambiente intelectual y educativo de nuestros cuadros y en la conversación con los protagonistas de las transiciones nacionales que reordenan el globo.

Para lograr lo anterior, la Fundación deberá ser el ente que mantenga al día la reflexión teórica y la información pertinente del pensamiento político, social y económico más avanzado en el planeta. Deberá organizar, ser sede y ser la patrocinadora de grandes foros de debate y de discusión, que reúnan a las personalidades más destacadas de la innovación en nuestro país y en el mundo.
El examen detenido y lúcido de toda estrategia relevante del Partido, y del diseño de las políticas públicas consistentes y de los recursos inherentes deberán ser pensadas y deliberadas en la Fundación.

La estructura organizativa de la Fundación debe cambiar, actualizarse y ampliarse, para convertirla en un verdadero y gran Think Tank, que busque y encuentre lo mejor disponible de la nueva clase política mexicana.

La Fundación deberá tender a convertirse en una universidad política del siglo XXI, con rigor científico y con apego a las tecnologías más avanzadas, concapacidad para abarcar todas las áreas del conocimiento, para un horizonte de gobernanza que sea democrático, plural y ciudadano.

Se impone, en síntesis, una nueva Fundación Colosio para un nuevo PRI.

 

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano