Herencia Maya

Con sus bellas casitas sobre el Caribe, Chablé Maroma se presenta como una auténtica visión del paraíso

Deby Beard
Deby Beard / Viajando con Deby / Gastrolab / El Heraldo de México

El famoso oceanógrafo Jacques Yves Cousteau bien dijo: El mar, una vez que ejerce su hechizo, mantiene a uno en su red de maravillas para siempre.

Tal es el caso de aquellos de nosotros que hemos sido cautivados por el azul inconmensurable de la Riviera Maya. Aquí, las suaves aguas del Caribe adornan las blancas arenas de su orilla, en una danza interminable. En este sitio, las horas se funden con el suave murmullo de las olas.

En la fina arena de la playa Maroma se alza, discreto, seductor y lujoso, la segunda joya de la colección Chablé Hotels. Éste es un paraíso terrenal, aquí se desvela ante nuestros ojos una vista sin igual: los colores del mar crean un caleidoscopio, una obra de arte en constante movimiento y cambio, y nuestros sentidos se sumergen en un mundo de placer.

Este resort es parte del concepto de Chablé Hotels, marca nacida e inspirada en México y cuya filosofía se basa en el redefining wellness, que busca la generación de emociones y experiencias que enriquezcan nuestra vida.

En tan sólo tres años, Chablé Hotelsse ha convertido en una colección de hoteles boutique, los cuales han llevado a otro nivel el concepto de ultralujo, por lo que se ha ganado el reconocimiento y respeto en la industria, como con el premio Prix Versailles, que fue otorgado en 2017 a Chablé Yucatán.

Chablé Maroma honra la herencia cultural maya y celebra el estilo de vida de esta civilización, en contacto íntimo con la naturaleza. Sus villas son un refugio evocador diseñado con colores mayas y materiales regionales: piedra xucun, mármol y piedra de cantera de galarza. La madera en los pisos y techos hacen de cada villa un refugio natural donde no falta nada. Las paredes que se abren completamente y se integran con la jungla alrededor completan una experiencia de lujo.

La propiedad hermana del resort, Chablé Yucatán ha sido aclamada por sus experiencias gastronómicas, que fueron creadas por el chef mexicano Jorge Vallejo. En Chablé Maroma, Vallejo, la mente creativa detrás del restaurante 11 en el mundo, Quintonil ha regresado y ha diseñado un exquisito programa culinario en tres restaurantes únicos: Bu’ul, Kaban y Raw Bar by Bu’ul.

POR DEBY BEARD
[email protected]
@DEBYBEARD

lctl

¿Te gustó este contenido?