Mkt que aúlla

En una audaz decisión, Lobos Buap desafía la adversidad de no tener ingresos por transmisión de tv, con una estrategia de boteo. Un aullido brillante, sin duda


Los Lobos no sólo llegaron a quitar moños en lo deportivo a los elencos de la Liga Bancomer MX, sino que en el mkt también demuestran talento ofensivo con destellos superiores.

De nuevo, el problema que encuentran los equipos que son inquilinos casi permanentes de la división de ascenso y logran su escalada al máximo circuito es que se topan con un reto más fuerte que el deportivo, y es el económico. Causó sorpresa el temple que mostró el club licántropo para no doblar las garras en la negociación con las televisoras para transmitir sus partidos. El asunto no está cerrado aún, pero mientras se resuelve le supo dar la vuelta a esta complejidad. El equipo representante de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla lanzó su campaña solicitando la ayuda de sus fans. Lanzaron una campaña de financiamiento colectivo, con una cuenta bancaria oficial y dio a conocer la alcancía loba, que estará en farmacias y librerías aliadas. Bajo el lema #Loboteando solicitan ya en sus redes sociales botear con ella, es decir, pasar el bote para que cada quien le caiga como pueda.

Más allá de que pueda resultarle efectiva o no —que en el aspecto monetario, por supuesto que no—, en el terreno de la percepción pública ya anotaron un golazo. Ahora son el equipo benjamín entusiasta y educado que con honestidad solicita ayuda para sobrevivir.

Dice el equipo de marketing liderado por Marco Posadas que de inicio mantendrán esta campaña dos meses y luego verán. Como es lógico, se quedarán entonces muy distantes de los 60 millones de pesos anuales que le ofrecía Televisa por transmitir sus aventuras en este Apertura 2017, más allá de que pueda llegarles desde sus amorosos seguidores una jugosa #LoboAportación como dicen en sus cuentas de Twitter y Facebook @LobosBuapMx .

El equipo benjamín de la temporada demuestra que sabe defenderse. Literalmente, Benjamín significa en hebreo hijo de la diestra, o sea el descendiente deseado para llevar la batuta del progenitor. En La Biblia, Benjamín era el hijo más joven de Jacob, o sea el heredero de una gran familia.

Sin embargo, en sus primeras semanas dentro del firmamento futbolero, Lobos BUAP no se achica. No perder el ojo sobre las prioridades es un atributo de la madurez.

La transmisión por TV es algo que debe resolver, pues se trata de un recurso aspiracional para los equipos que ascienden a la élite. El club poblano pide 70 millones de pesos anuales, más del doble que recibían en el Ascenso MX.

Estos Lobos tienen buenas jugadas de marketing. Estimado fan, ¿recuerdas el hitazo que tuvieron al fichar a Cuauhtémoc Blanco en junio de 2013? Lo contrataron a cambio de siete millones de pesos por un torneo semestral y un patrocinio sin tocar el presupuesto de la BUAP.

Ahora mismo tienen un convenio de imagen con el Wolfsburgo de la Bundesliga. Son lobos que saben aullar.

Columna anterior: Una de circos

¿Te gustó este contenido?